CONECTATE CON NOSOTROS
Avatar

Publicado

en

Más de 386 millones de personas han sido diagnosticadas por el COVID-19 en el mundo hasta el momento. Desde noviembre, hubo nuevas olas de la pandemia por la explosiva circulación de la variante de preocupación Ómicron del coronavirus, que fue detectada en África y luego se propagó al resto del mundo.

Por sus características, la variante afectó a más personas, incluso a aquellos que ya habían recibido el esquema completo de vacunas. ¿Es ahora el momento para que los recién recuperados del COVID-19 accedan a la dosis de refuerzo?

La doctora Maria Van Kerkhove, responsable técnica de COVID-19 en el programa de emergencias sanitarias de la Organización Mundial de la Salud (OMS), dijo que una razón del fuerte aumento de los casos de infección por la variante Ómicron en las últimas semanas era su potencial de “escape inmunitario. Esto significa que la gente puede reinfectarse tanto si ha tenido una infección previa como si se ha vacunado”.

“Hay que recordar que las vacunas son increíblemente eficaces para prevenir enfermedades graves y muertes, pero no previenen todas las infecciones y no evitan toda la transmisión posterior. Así que sigue siendo absolutamente crítico vacunarse porque salvará tu vida, pero no previene todas las infecciones o la transmisión”, afirmó la experta.

Hay diferencias en las recomendaciones sobre cuándo darse el refuerzo si se tuvo COVID-19 recientemente. En Estados Unidos, van a negocios de hamburgueserías a aplicarla (REUTERS/Jim Vondruska/Archivo)

El 13% de la población mundial ya se dio la dosis de refuerzo para aumentar la protección de las vacunas contra el COVID-19. Pero hay diferencias entre los países el momento en que el refuerzo se debe aplicar si la persona recientemente tuvo la infección por el coronavirus.

En los Estados Unidos, las autoridades de salud federales recomiendan que toda la población se vacune y se aplique el refuerzo, independientemente de que haya tenido COVID-19 en el pasado. Allí, el 64% de la población tiene el esquema primario completo. El 27% se aplicó el refuerzo. Más de la mitad de los estadounidenses con el esquema de vacunación completo que cumplen los requisitos para recibir el refuerzo aún no lo ha recibido.

En base a la evidencia científica se sabe que una dosis de refuerzo es más confiable y efectivo que una infección natural. Porque si bien el sistema inmune desarrolla cierta protección contra el virus después de tener la infección, los beneficios de esa inmunidad natural pueden ser limitados. No hay una prueba confiable que pueda ayudar a saber cuál es el nivel efectivo de esa inmunidad natural después de haber tenido la infección.

Al aplicarse la dosis de refuerzo, el cuerpo aumenta sus defensas —incluso más rápido que la primera o segunda vacuna— en cuestión de días. Pero el momento en que se debe recibir el refuerzo puede variar según la situación personal de cada uno y del nivel de circulación del coronavirus en su comunidad, entre otros factores.

Hay científicos que aconsejan esperar tres meses después de haber tenido la infección y si ya se contaban con las 2 dosis/ REUTERS/Ronen Zvulun/File Photo

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por su sigla en inglés) de los Estados Unidos recomiendan esperar al menos hasta que la persona que ha tenido el COVID-19 deje de tener síntomas y que haya cumplido con los criterios de aislamiento para ir a recibir la dosis de refuerzo. Pero hay autoridades sanitarias de otros países e investigadores científicos que estudian al coronavirus que recomiendan esperar más tiempo.

El doctor Ali Ellebedy, inmunólogo de la Escuela de Medicina de la Universidad de Washington en St. Louis, considera que no es necesario vacunarse con el refuerzo inmediamente después de haber tenido la infección. “No hay que sobrecargar al sistema”, consideró Ellebedy.

“Deja que tu sistema inmunitario descanse después de luchar contra el coronavirus y antes de pedirle que se acelere de nuevo con la vacuna. Esto también permitirá una respuesta más refinada y duradera”, dijo al diario The New York Times.

Si el riesgo de reinfección es bajo (como es el caso de una persona que trabaja de manera remota, sigue el distanciamiento y usa la mascarilla cuando sale de su hogar), se puede esperar más de tres meses para recibir el refuerzo. Se considera que después de esos tres meses la inmunidad natural desarrollada por haber tenido la infección empieza a disminuir. Al esperar más de tres meses para el refuerzo, ayudará a que se produzca una respuesta de anticuerpos más robusta.

También existe la posibilidad de que en los próximos meses, existan vacunas que sean más específicas contra la variante Ómicron. Las empresas farmacéuticas han empezado a probar nuevas versiones de la vacuna de refuerzo que podrían estar disponibles en mayo.

Pero la opción de esperar un tiempo para el refuerzo podría no ser lo mejor para algunas personas. Si alguien tiene un alto riesgo de reinfección o de enfermedad grave por tener enfermedades previas o por la edad, podría requerir la dosis de refuerzo más pronto. Recibir una dosis de refuerzo antes también puede extender la protección a los miembros vulnerables de la familia y a los niños que por u edad aún no pueden recibir la vacuna.

En el Reino Unido, se exige esperar al menos un mes para aplicar otra dosis de vacuna. En España aconsejan esperar cinco meses. En la Argentina, el Ministerio de Salud y el Consejo Federal de Salud decidieron recomendar un intervalo de tres meses.

Según Jorge Geffner, investigador del Conicet y la Universidad de Buenos Aires, hay que esperar al menos tres meses porque no se justifica dar la dosis de refuerzo si la persona tiene la inmunidad natural dada porque tuvo la infección recientemente.

Las dosis de refuerzo sirven para dar mayor protección contra la enfermedad grave y el riesgo de muerte (EFE/ Juan Ignacio Roncoroni)

Según contestó hoy a Infobae, Andrea Uboldi, médica Infectóloga y pediatra, ex Ministra de Salud de la provincia de Santa Fe, y miembro de la Comisión Nacional de Inmunizaciones (CoNaIN) y la Sociedad Argentina de Pediatría, “al haber tenido la infección por el coronavirus recientemente se produce una respuesta inmune. Por lo cual la persona está protegida. Si la persona espera tres meses, se le da la posibilidad a la dosis de refuerzo que actúe realmente como un refuerzo”.

Después de tener la infección, las personas deben considerar que “hay que controlarse por la posibilidad de tener el COVID Prolongado o Post COVID. Podría haber secuelas. Por eso, se recomienda que pase un tiempo para aplicarse una dosis de la vacuna para estar seguro antes que no tiene alguna secuela de la infección”.

El 6 de enero pasado, las autoridades sanitarias de la Argentina informaron que habían revisado la evidencia científica disponible hasta el momento sobre la dinámica de producción de anticuerpos que se generan por la enfermedad COVID-19.

La CoNaIN recomendó a las autoridades sanitarias aplazar 90 días la aplicación de la dosis de refuerzo en quienes sean confirmados como casos de COVID-19 (con o sin síntomas) al momento de cumplir el intervalo de al menos 4 meses desde la aplicación del esquema inicial.

Es decir, si una persona tuvo COVID-19 después de haber completado el esquema de vacunación con dosis y le llega el turno para la dosis de refuerzo porque han pasado cuatro meses, solo debería esperar tres meses para aplicarse la dosis de refuerzo. En este caso en particular deberían pasar 7 meses entre la aplicación de la segunda dosis y la dosis de refuerzo. Porque según la última pauta del Ministerio la dosis de refuerzo debe ser diferida 3 meses después del alta médica y al menos 4 meses después de la segunda dosis si una persona tuvo el COVID-19 recientemente.

“No existe una contraindicación formal que diga que no se puede vacunar a una persona que recién ha tenido la infección. Pero en el balance para evaluar a quién vacunar primero, se debe priorizar a aquellos que aún no tuvieron la infección antes que los que ya la adquirieron. Es una recomendación de expertos”, agregó la experta.

Política

Gastón Pauls estuvo en OLIVEROS para Hablar de ADICCIONES

Avatar

Publicado

en

GASTON PAULS ESTUVO EN OLIVEROS ABORDANDO EL TEMA ADICCIONES ANTE CIENTOS DE JÓVENES

Gaston Pauls, reconocido actor, director y productor de cine y televisión estuvo recientemente en la localidad santafesina de Oliveros brindando una charla abierta a la comunidad sobre adicciones

Organizado por el Gobierno de la Comuna de Oliveros el encuentro tuvo lugar en el Salón del Centro de Jubilaciones Nacionales ante un auditorio colmado de unos 500 asistentes, mucho de ellos jóvenes

Brindar información y trabajar en la prevención del consumo problemático de sustancias es fundamental para abordar este flagelo que no conoce de clases sociales, ni idades”, destacó el diputado provincial Gabriel Real del partido Demócrata Progresista que participa de la actividad

Desde el Gobierno de Oliveros “lo entienden de esa misma manera, agregó el legislador oriundo de Firmat

En ese sentido, Real valoró que “unos 500 jóvenes pudieron escuchar el crudo relato del actor argentino y también preguntarle inquietudes que enriquecieron la jornada”

Entre los presentes en la actividad se encontraban el Presidente Comunal de Oliveros Alfredo Chiminello y el Senador del Departamento Iriondo Hugo Rasetto.

Continuar Leyendo

Locales

Brindarán charla de prevención del cáncer de mama al personal municipal de Ushuaia

Avatar

Publicado

en

Será este miércoles 19 de octubre, a las 13 horas en la Casa de la Mujer (Maipú 1120).

Junto a la Dirección de Medicina Ocupacional, Higiene y Seguridad Laboral de la Municipalidad de Ushuaia, la Secretaría de la Mujer llevará adelante una charla de prevención sobre cáncer de mama en la Casa de la Mujer destinada al personal municipal. Será este miércoles 19 de octubre, a las 13 horas en Maipú 1120.

El encuentro estará a cargo de la Dra. María Rosa Luna, quién anticipó que “durante la charla además de ofrecer información, podremos despejar dudas y mitos sobre el cáncer de mama. Entendemos que de esta manera podremos avanzar en la prevención”.

“La actividad se enmarca en las actividades que se realizan durante el mes de Octubre, que es el mes dedicado a la prevención de este tipo de cáncer y con el compromiso asumido por el intendente Walter Vuoto en este sentido”, dijo la secretaria de la Mujer Natacha Aldalla.

Continuar Leyendo

Salud

Cuándo comenzar a preocuparse por los olvidos y consultar a un profesional

Una neurocientífica explicó qué fallas de la memoria son normales y cuándo será necesario hacer una consulta para analizar posibles fallas en el cerebro

Avatar

Publicado

en

Por

Cuándo comenzar a preocuparse por los olvidos y consultar a un profesional
“Si vas a preparar una taza de café y no recuerdas cómo usar la máquina o estás lavando la ropa pero no recuerdas cómo usar la lavadora o estás perplejo con cualquier otra tarea que conoces desde hace mucho tiempo, que haces regularmente, esto puede ser un signo de Alzheimer”

Décadas de investigación han dejado en claro que el cambio cognitivo con el avance de la edad es perfectamente normal. La mayoría de los adultos empeoran a la hora de reconocer caras y recordar nueva información a partir de los 30 años, aunque esto no se note, ya que los cerebros sanos no comienzan a desacelerarse en forma notoria hasta bien entrados los 60 años. Entonces, la pregunta de si algo está mal en el cerebro no es ‘¿algo ha empeorado?’ sino más bien ‘¿algo ha empeorado demasiado?’”.

El paso de la pandemia por la vida de todos no ha dejado una buena experiencia en ese sentido, ya que quienes han padecido primero la infección y luego quedaron afectados por el llamado long COVID o COVID prolongado han manifestado, en su mayoría, lo que se conoce como niebla mental. Es decir, la sensación de confusión y desconcierto, dificultad para concentrarse, lentitud en el procesamiento de los pensamientos y problemas de memoria que muchos expertos, han admitido, se parecen bastante a los síntomas de deterioro cognitivo.

Además, muchas personas han reportado que las alteraciones que significaron para la vida cotidiana las restricciones por la pandemia dejaron ciertas huellas en su memoria. Pero los especialistas descartan que ciertas situaciones como ingresar a una habitación y haber olvidado para que fue allí tenga que ver con el deterioro cognitivo, sino que hay razones neurológicas relacionadas con dos años de encierro o semi-encierro, aburrimiento y estrés que pueden llevar a tener la mente algo nublada.

La neurocientífica estadounidense y autora de varios best sellers sobre eventos de deterioro cognitivo Lisa Genova afirmó en una charla    (Getty Images)La neurocientífica estadounidense y autora de varios best sellers sobre eventos de deterioro cognitivo Lisa Genova afirmó en una charla (Getty Images)

La pregunta sería qué tipo de falla en la memoria debería preocupar e impulsar a una consulta con un profesional. Por ejemplo: ¿debo preocuparme si pierdo las llaves y me olvido algunos nombres y el título del libro que estaba leyendo?

La neurocientífica estadounidense y autora de varios best sellers sobre eventos de deterioro cognitivo Lisa Genova afirmó en una charla de TED Ideas que los lapsus de memoria de ese tipo y cotidianos son absolutamente normales, a no ser que estén ocurriendo decenas de veces cada día. Sino es así, es habitual y humano y no implica el inicio temprano de un cuadro de demencia.

“Esta es una de las experiencias más comunes de falla en la recuperación de la memoria”, aseguró Genova y señaló que, si uno desea mejorar su capacidad para recordar nombres, hay muchos trucos útiles que se pueden probar.

Muchas personas han reportado que las alteraciones que significaron para la vida cotidiana las restricciones por la pandemia dejaron ciertas huellas en su memoria (Getty Images)Muchas personas han reportado que las alteraciones que significaron para la vida cotidiana las restricciones por la pandemia dejaron ciertas huellas en su memoria (Getty Images)

También llevó tranquilidad si uno se olvida dónde dejó el auto. “No recordar dónde estacionó porque no prestó atención es normal y diferente de lo que sucede con el Alzheimer”, afirmó, y lo mismo ocurre con el tema de los llaves u otros objetos pequeños domésticos y, habitualmente, tienen que ver con que se realizan acciones estando distraído, sin pensar realmente en lo que se está haciendo.

Estos tipos comunes de lagunas en la memoria son perfectamente normales y no hay nada de qué preocuparse, dijo Genova. Pero, como contraparte, llamó la atención acerca de los fallos de memoria a los que sí se debe prestar atención, aún cuando no parecen tan graves como sería perderse en un camino habitual de regreso a casa.

La experta dijo que se debe prestar atención si en un momento se tiene dificultades para completar procesos mecánicos simples que alguna vez resultaron fáciles. Ese será un buen momento para buscar el consejo de un profesional para analizar el estado de salud del cerebro.

La experta dijo que se debe prestar atención si en un momento se tiene dificultades para completar procesos mecánicos simples que alguna vez resultaron fáciles  (Getty Images)La experta dijo que se debe prestar atención si en un momento se tiene dificultades para completar procesos mecánicos simples que alguna vez resultaron fáciles (Getty Images)

“Si vas a preparar una taza de café y no recuerdas cómo usar la máquina o estás lavando la ropa pero no recuerdas cómo usar la lavadora o estás perplejo con cualquier otra tarea que conoces desde hace mucho tiempo, que haces regularmente, esto puede ser un signo de Alzheimer”, advirtió.

Aún así, llamó la atención sobre algo importante: Eventos de este tipo no significan que el único diagnóstico posible sea Alzheimer. Puede ser un problema tan sencillo como una deficiencia en algún tipo de vitaminas o sólo falta de sueño. Pero si, volviendo al ejemplo anterior, los botones de la cafetera resultan confusos lo mejor será consultar con un experto.

Respecto de recurrir a un profesional, hay otro tipo de recomendaciones como la formulada por Sara Manning Peskin, neuróloga cognitiva de la Universidad de Pensilvania y autora de A Molecule Away From Madness: Tales of the Hijacked Brain. Ante la pregunta de ¿cómo debería alguien averiguar si está experimentando un proceso de memoria normal relacionado con el envejecimiento o algo más significativo? “En lugar de tratar de evaluarse a sí mismo, reclute a un amigo cercano o familiar para detectar si tiene un problema”.

Eventos de este tipo no significan que el único diagnóstico posible sea Alzheimer. Puede ser un problema tan sencillo como una deficiencia en algún tipo de vitaminas o sólo falta de sueño (Getty)Eventos de este tipo no significan que el único diagnóstico posible sea Alzheimer. Puede ser un problema tan sencillo como una deficiencia en algún tipo de vitaminas o sólo falta de sueño (Getty)

“Los estudios muestran que la descripción de un cónyuge es más confiable que la propia opinión de una persona sobre su memoria y habilidades de pensamiento. Los cuestionarios más útiles para medir el deterioro cognitivo no los rellenan los pacientes, sino alguien que los conoce bien. En mi propia clínica de la memoria, compensamos la autoconciencia imperfecta pidiendo a los pacientes que vengan a la visita con un amigo o familiar con quien podamos hablar por separado”, detalló

Continuar Leyendo
Anuncio

Facebook

Tendencias