CONECTATE CON NOSOTROS
Avatar

Publicado

en

Todo el que tenga hijos lo ha vivido: es de noche y el bebé, en vez de dormir, no para de llorar. Es agotador y estresante. Pero ahora un equipo de científicos japoneses ha descubierto una estrategia para calmar al bebé y parece que funciona.

Según un estudio realizado por investigadores del RIKEN Center for Brain Science de Japón, la mejor manera de calmarlos es tomarlos en brazos y caminar con ellos durante cinco minutos. La estrategia, basada en la evidencia, se publicó en la revista Current Biology.

«Muchos padres sufren por el llanto nocturno de los bebés. Es un problema muy importante, sobre todo para los padres inexpertos, que produce mucho estrés e incluso, en un pequeño número de casos, puede conducir al maltrato del bebé», explica el autor principal del trabajo, Kumi Kuroda, del Centro RIKEN.

Para hacer la investigación, el equipo estudió la reacción de los mamíferos altriciales -aquellos cuyas crías son inmaduras e incapaces de cuidarse a sí mismas- como ratones, perros, monos y humanos.

Observaron que cuando estos animales levantan a sus crías y empiezan a caminar, los cuerpos de sus crías tienden se relajan, se vuelven dóciles y su ritmo cardíaco se ralentiza.

El equipo comparó este método de relajación con otros popularmente utilizados como sostener al bebé sin moverse o acunarle en los brazos. Así, analizaron la reacción de 21 lactantes en cuatro situaciones: en brazos de su madre caminando, sentados en un carrito y tumbados en un capazo o en una cuna mecedora.

El equipo descubrió que cuando la madre caminaba mientras llevaba al bebé, los que lloraban se calmaban y su ritmo cardíaco disminuía en 30 segundos. Un efecto calmante similar se producía cuando se colocaba a los bebés en una cuna mecedora, pero no cuando la madre sostenía al bebé sentado o lo colocaba en una cuna inmóvil.

Los investigadores vieron que sostener al bebé por sí solo no era suficiente para calmarlo y reducir su angustia, y también comprobaron que el movimiento tiene efectos calmantes sobre él. El efecto era más eficaz era llevar al bebé en brazos y caminar durante cinco minutos. Pasado ese tiempo todos los bebés del estudio habían dejado de llorar y casi la mitad se había dormido.

Pero cuando las madres intentaron acostar a los bebés poco tiempo después de quedarse dormidos, más de un tercio de los niños se despertó a los 20 segundos.

El equipo descubrió que mientras están pegados a la madre, los cuerpos de los bebés producen unas respuestas fisiológicas -incluidos cambios en el ritmo cardíaco- que se paran en el mismo momento en que se separan de su madre.

Tras distintas pruebas, comprobaron que si después de dormiles, las madres esperaban unos minutos antes de acostarle, era menos probable que se despertaran durante el proceso.

«Incluso como madre de cuatro hijos, me sorprendió mucho ver el resultado. Pensaba que el hecho de que los bebés se despertaran al tumbarles estaba relacionado con la forma en que se les ponía en la cama, como la postura, o la suavidad del movimiento», dice Kuroda.

Aunque en el experimento sólo participaron madres, Kuroda espera que los efectos sean probablemente similares en cualquier cuidador.

Basándose en estos hallazgos, el equipo propone un método para calmar y promover el sueño en los bebés que lloran: sostenerlos y caminar con ellos cinco minutos, y después, sentarse y sostener al bebé entre cinco y ocho minutos más antes de acostarlos.

Este método, a diferencia de otros enfoques populares como dejar que los bebés lloren hasta quedarse dormidos, proporciona una solución inmediata para el llanto de los bebés.

«La mayoría de padres somos intuitivos o escuchamos los consejos de otras personas sobre la crianza de nuestros hijos pero necesitamos la ciencia para entender sus comportamientos porque son mucho más complejos y diversos de lo que pensamos», concluye.

Continuar Leyendo

Curiosidades

Qué ves: el test viral que revela si sos una persona responsable

Lo primero que veas en este test viral revelará aspectos de tu personalidad que quizás no conocías.

Avatar

Publicado

en

Por

Qué ves: el test viral que revela si sos una persona responsable
Un test de personalidad te hará conocer algunas características interesantes sobre tu forma de ser. El único requisito es que debes ser muy sincero con tu respuesta ¿Estás preparado para el desafío visual?

Mirá la una ilustración y señalar lo primero que se identifica. En este caso, tendrás que elegir entre una casa y unos perros.

Los test de personalidad se usan comúnmente en el área de la psicología clínica. Estas pruebas son herramientas que permiten evaluar rasgos psicológicos y de comportamientos de un individuo en específico con el objetivo de identificar la forma habitual de reacción frente a determinadas circunstancias.

Perros

Si lo primero que viste fue unos perros, podrías ser una persona que se caracteriza por su responsabilidad. Ténes metas claras y corres tras ellas cueste lo que cueste.

Los tropezones no son caídas y te ayudan a levantarte con más fuerza para concretar tus objetivos. Nunca harías algo para perjudicar a quien más amas y jamás tomas una decisión de manera apresurada. Te gusta atender a quienes te rodean e incluso, en varias oportunidades, has elegido sacrificar tu propia felicidad por ver feliz a otro.

Casa

Si lo primero que viste fue una casa, podrías ser una persona muy generosa. Sos una persona alegre y extrovertida.

Los demás te ven como un referente a seguir y admiran la forma con la que encaras la vida.

No le temes al qué dirán y te caracterizas por ser auténtico. Eres humilde con lo que posees y no alardeas tus conocimientos. No te gusta prejuzgar a la gente y sueles perdonar con mucha facilidad. Rara vez pasas desapercibido.

Continuar Leyendo

Curiosidades

“Señor de las golosinas”: miles de envoltorios intactos guardados hace más de 30 años

Claudio Mañas empezó con su colección cuando a los 10 años, hoy tiene 45, con un chocolate que le regaló su abuelo. Desde ese momento no paró hasta convertirse en el mayor coleccionista de dulces de Argentina. Sus golosinas preferidas y las sorpresas de los chocolatines Jack que nunca abrió

Avatar

Publicado

en

Por

“Señor de las golosinas”: miles de envoltorios intactos guardados hace más de 30 años

La casa de Claudio “Chicle” Mañas en Lanús tiene toda una planta dedicada a su colección de golosinas de la década del 80 y 90. Entrar en ese espacio es un viaje en el túnel del tiempo para los que vivieron su infancia en esos años. El coleccionista tiene unos 17.000 objetos, entre envoltorios de dulces, pero también botellas intactas de aquella época, galletitas y hasta dos freezers con artículos preservados de hace 30 años.

En diálogo con Infobae, “Chicle”, así lo conocen todos, explica que su metejón por los packagings de golosinas arrancó a los 10 años. “Ya en ese momento me guardaba los papelitos de los chocolates en lo que fue la primera etapa de mi colección”.

En busca de los incunables

Hay un producto que Mañas tiene, pero que decide que no lo va a mostrar hasta que salga su libro con la historia de las golosinas. “Es la oblea Newchoc con stickers de famosos que brillaban en la oscuridad –se entusiasma “Chicle”-. Me la compró mi abuelo en Lanús cuando yo era chico y desde ese momento no pude parar de juntar”.

El coleccionista tiene todo un piso de su casa dedicado a su colección de 17 mil objetos (@dulcesochentas)El coleccionista tiene todo un piso de su casa dedicado a su colección de 17 mil objetos (@dulcesochentas)

Los envoltorios de esta oblea fantasma, no existe ninguna referencia en Internet sobre la golosina, es el tesoro más preciado de Claudio y muy envidiado por otros coleccionistas que intentan revivir las décadas del 80 y 90. “Me la pidieron varios grupos de nostálgicos de los 80, pero no la largo”, se ríe Mañas entre dientes.

Otro de los orgullos del coleccionista de la nostalgia es la cantidad de tapas de la margarina Doriana que venía con figuras de superhéroes de Marvel. “Son unos 100 artículos que incluyen otros de mis tesoros que son las imágenes dedicadas al Mundial de Italia 90, que no muchos tienen tampoco. Además, los pastilleros ”.

De todo, como en botica

En los estantes del refugio de Mañas en Lanús hay de todo. Paquetes de galletitas Chocolinas intacto, botellas de chocolatada Cindor sin abrir, de la mítica gaseosa Taab y vasos de promociones con los personajes de Brigada A. La colección parece interminable e incluye otro de los incunables que Mañas atesora con mucho cariño. “Los chicles del personaje goma goma – recuerda Claudio con emoción-. Fue un personaje que tuvo un éxito fugaz pero impresionante. Y en ese momento, a comienzo de la década del 80, se hicieron todo tipo de productos con la imagen de esa especie de serpiente con ojos saltones”.

Uno de los últimos agregados a su colección fue el papel envoltorio de una bananita bañada en chocolate llamada Maguila, el gorila. “Yo le diseño la cartelería a Billiken y una tarde en la fábrica lo vi tirado en un galpón y me emocioné”.

Claudio Mañas, con un saco hecho de envoltorios de golosinas de su colección (@dulcesochentas)Claudio Mañas, con un saco hecho de envoltorios de golosinas de su colección (@dulcesochentas)

En aquella época la competencia de las golosinas se daba asociando personajes famosos a los productos. Y Mañas conserva muchas de esas colecciones. Una de sus favoritas son los chocolatines Jack, que traían un muñequito sorpresa en una especie cuna dulce. “Tengo uno cerrado intacto que es de 1984. La verdad que nunca se me dio por abrirlo, a veces lo palpo y trato de adivinar que trae. Creo que es un superhéroe de Marvel, porque ese año promocionaron esa colección”.

Otro de las marcas inéditas que fueron como estrellas fugaces de los kioskos son los chocolates Popsy de Águila. Mañas cuenta con muchas de las figuras que eran el molde para las golosinas. Había desde animales hasta imágenes de monstruos. “También tengo los álbumes que se usaban para pegar los dibujos”, se entusiasma “Chicle” Mañas.

A la caza de reliquias

Claudio está todo el tiempo a la expectativa de encontrar nuevos elementos para su colección. “Estoy todo el tiempo pendiente de Mercado Libre, páginas de Facebook y otros sitios de coleccionistas -cuenta Mañas-. Pero, los objetos más raros y sorprendentes los encuentro en las ferias del conurbano de los fines de semana”.

Una de las estanterías de la colección de Claudio Mañas cargada de pura nostalgia (@dulcesochentas)Una de las estanterías de la colección de Claudio Mañas cargada de pura nostalgia (@dulcesochentas)

La mejor compañera de aventuras de “Chicle”, es su hija Olivia, de 13 años. “Hace unos 3 años, volvíamos en auto de cenar y mi hija empieza a gritar -recuerda Mañas-. Primero me asusté, pero enseguida me dí cuenta que me estaba avisando por un contenedor de basura lleno de reliquias”.

El coleccionista frenó de golpe su auto y con Olivia se tiraron de cabeza en el contenedor para buscar nuevos tesoros. “Fue una gran emoción porque encontramos el envoltorio intacto del pastillero Pelotín. Nos abrazamos con mi hija y nos pusimos a saltar como locos entre todos los papeles del contenedor”.

Desde su casa en Lanús, entre miles de envoltorios y golosinas intactas que preserva intacta como si estuvieran en un viejo kiosco de barrio del siglo pasado, Mañas asegura que tiene la colección completa de todos los dulces que se vendieron en Argentina en las décadas de los 80 y 90. Así, mientras acaricia sus objetos y le sacude el polvo a diario, “Chicle” ya piensa en las ferias que visitará el fin de semana para buscar nuevos tesoros que lo sorprendan.

Continuar Leyendo

Curiosidades

El álbum del Mundial 2022: cómo es la mejor estrategia para llenarlo al costo más bajo

Cálculos de especialistas de las universidades de Cardiff y Ginebra salen al rescate de los coleccionistas de figuritas de Qatar 2022. También los precios mayoristas, que reducen hasta un 26% el valor por paquete

Avatar

Publicado

en

Por

El álbum del Mundial 2022: cómo es la mejor estrategia para llenarlo al costo más bajo

A 88 días de que empiece el Mundial de Qatar, la salida al mercado del tradicional álbum de figuritas alusivo desató la obsesión de los niños, y de una notoria cantidad de adultos, por llenar y atesorar el coleccionable. Con precios por las nubes debido a la inflación local –el valor en pesos de los paquetes se multiplicó por 10 en comparación con el último mundial– la tradición es más que nunca un problema económico para los argentinos. Y puede insumir costos altos: cerca de $30.000 en total si se aplican las estrategias correctas.

Pero la preocupación por el costo no es sólo local. A medida que Panini, la empresa con sede en Módena y presencia en 150 países que elabora el álbum, fue ganando mercado la cantidad de figuritas ha ido creciendo y pagar por todo el proceso se ha vuelto, directamente, antieconómico.

La cuestión de cuál es el costo y cuál la mejor estrategia para minimizarlo despertó la curiosidad de académicos de distintas partes del mundo en ediciones pasadas del mundial. ¿Y por qué no habría de hacerlo? Es un problema que involucra plata, probabilidades, estrategias, toma de decisiones y, como si fuera poco, la figurita del quinto mundial de Lionel Messi. Un sueño nerd.

Un problema de probabilidades

Empecemos por el principio. Son 638 figuritas distintas las que se necesitan. Vienen en paquetes de 5. En locales minoristas, el álbum se vende a $750 y los paquetes a $150.

A partir de ahí, conviene ponerse a pensar cómo encarar la colección. Una, la más simple en un principio, sería comprar y comprar y comprar hasta que el álbum esté completo. ¿Cuánto costaría?

En el caso enormemente improbable que de un coleccionista compre todos los paquetes necesarios para llenar el álbum sin que le salga prácticamente ninguna repetida, se necesitaría comprar 127,6 paquetes (o sea, 128, por lo que dos figuritas repetidas como mínimo van a existir).

La más deseada, la quinta figurita de Lionel Messi en un mundial, probablemente se canjee por varias otras en los patios de las escuelas. Eso si, un paper de 2010 probó que no hay figuritas difíciles, así que su valor no ncesariamente es mayor.La más deseada, la quinta figurita de Lionel Messi en un mundial, probablemente se canjee por varias otras en los patios de las escuelas. Eso si, un paper de 2010 probó que no hay figuritas difíciles, así que su valor no ncesariamente es mayor.

A un precio de $150 por paquete eso implicaría gastar $19.200 en figuritas. O $19.950 finales contando el precio del álbum.

Pero si bien no es técnicamente imposible, la probabilidad de comprar 128 paquetes seguidos sin encontrar más de dos figuritas repetidas es abrumadoramente cercana a nula.

Los consejos de un matemático

Si la primera figurita del primer paquete tiene una probabilidad de 638 sobre 638 de encontrar su lugar vacío en el álbum, a medida que éste se va llenando esa probabilidad va cayendo hasta que a falta de un sólo espacio por llenar es de 1 en 638.

“Imagina, por ejemplo, que necesitás la última y decidieras seguir comprando paquetes con la esperanza de conseguirla… Pues bien, de media tendrías que comprar 638 figuritas sólo para conseguir esa última, ya que cada figurita tiene una probabilidad de 1 entre 638 de ser la que necesitás. Por lo tanto, son unos 128 paquetes sólo para la figurita que necesitas (¡una figurita MUY cara!)”, dijo a Infobae Paul Harper, profesor de la Universidad de Cardiff que en 2018 hizo públicas sus estimaciones de cuánto costaba llenar el bendito álbum.

Los números de Harper, adaptados al álbum de 2022, arrojan que se necesitarán en promedio 904 paquetes para completar el álbum por uno mismo, sin cambiar figuritas con nadie. Esto implica, a precios actuales de la Argentina, gastar $135.750 para llenarlo.

Paul Harper, profesor de investigación operacional de la Universidad de Cardiff. Foto: Cardiff UniversityPaul Harper, profesor de investigación operacional de la Universidad de Cardiff. Foto: Cardiff University

Como es lógico, no sería la estrategia más conveniente. Cambiar figuritas es clave.

Según el profesor Harper, dos personas comprando e intercambiando pueden reducir el número de paquetes necesario en un 30%, cinco coleccionistas en un 57% y 10 coleccionistas en un 68%. Esto es, en el último caso, reducir el costo total a $43.440 en figuritas, sin contar el álbum.

El mito de la figurita difícil

Harper no fue el único que aplicó cálculos de probabilidades a la economía de las figuritas. Los matemáticos de la Universidad de Ginebra Sylvain Sardy y Yvan Veleni llegaron tan lejos como para publicar un pequeño paper en 2010, a propósito del lanzamiento del álbum del Mundial de Sudáfrica.

El estudio suizo incorpora un testeo de las promesas de Panini de que está siendo honesta. La empresa afirma que cada figurita se imprime en los mismos volúmenes y se distribuye aleatoriamente. En su artículo, los dos especialistas pusieron a prueba este supuesto al comprobar la distribución de figuritas de un álbum de 660 figuritas vendido en Suiza en 2010.

De su muestra de 6.000 figuritas esperaban ver cada una de ellas 9,09 veces de media (6.000 dividido 660), lo que se confirmó a grandes rasgos en la práctica. ¿La conclusión? La figurita difícil es un mito.

Cómo se reduce la cantidad de paquetes que hay que comprar a medida que más coleccionistas se asocian para intercambiar figuritas repetidas. Gráfico de Sylvain Sardy y Yvan Veleni, de la Universidad de Ginebra, para el Mundial de 2010.Cómo se reduce la cantidad de paquetes que hay que comprar a medida que más coleccionistas se asocian para intercambiar figuritas repetidas. Gráfico de Sylvain Sardy y Yvan Veleni, de la Universidad de Ginebra, para el Mundial de 2010.

En base a eso, se dispusieron a encontrar la estrategia más eficiente para llenar el álbum.

En extremo, la más económica sería comprar 128 paquetes y cambiar todas las repetidas. Claro que el trabajo de cambio sería titánico: cuánto más se apuesta al cambio, más socios coleccionistas se necesita tener.

Esto es porque a medida que se suman más coleccionistas el aporte marginal a la reducción de cantidad de paquetes que necesita comprar cada uno se va haciendo más pequeño. Por ejemplo, 20 coleccionistas asociados que intercambien todas sus repetidas necesitarían comprar cerca de 250 paquetes (un gasto de $37.500) cada uno para conseguir completar el álbum.

Los dos matemáticos entonces propusieron una estrategia ideal, que limite tanto el costo como las horas de caminata en busca de otros coleccionistas con los que cambiar, ya que parten de la base de que se pueden comprar 500 figuritas distintas -sin repeticiones- de una sola vez, una oferta que no está disponible en la Argentina.

La reventa de figuritas específicas en MercadoLibre o en grupos de mensajería puede ayudar, sobre todo, a conseguir las casi imposibles últimas 50 figuritas. También el "servicio de álbum lleno" de Panini.La reventa de figuritas específicas en MercadoLibre o en grupos de mensajería puede ayudar, sobre todo, a conseguir las casi imposibles últimas 50 figuritas. También el «servicio de álbum lleno» de Panini.

En ese contexto, la estrategia óptima era asociarse con otros 9 coleccionistas que hicieran lo mismo, comprar 40 paquetes extra por encima del bloque de 500 ya adquirido y cambiar hasta que falten 50, la cantidad de figuritas específicas que se podían pedir directamente a Panini en Suiza aquél año.

En la Argentina sí existe el “servicio de álbum lleno” de Panini, pero a un costo diferencial y, aunque todavía no está disponible para esta colección, limita a 40 la cantidad que se puede solicitar.

Antieconómico

El costo es tan alto que hasta algunos de los que estudiaron cuánto sale llenar el álbum quedaron desincentivados de hacerlo.

“De niño me encantaba coleccionar las figuritas. Mi primer álbum completo fue el de España 1982. Todavía lo tengo aquí en mi oficina y, mirándolo ahora, puedo ver a los grandes como Maradona (su primer torneo mundialista, por supuesto), Zico, Platini, Rossi, Rummenigge y Keegan”, dijo Harper a este medio.

El álbum de Panini se publica desde el mundial de 1970.

“En los últimos mundiales he visto a mis propios hijos coleccionar algunos de los álbumes, pero este año probablemente no lo haga. Mis cálculos de costes muestran cuánto hay que pagar para completar un álbum, que es considerable por donde se le mire, pero, por supuesto, entiendo que también proporciona placer a millones de personas en todo el mundo, incluido yo mismo cuando era más joven”, concluyó.

¿Entonces? ¿Cuál es la estrategia óptima para minimizar el costo de llenar el álbum? Además de recurrir al cambio todo lo posible y pedir las últimas 50 a Panini y a revendedores -ya en el mundial pasado MercadoLibre, Parque Rivadavia y vendedores por Whatsapp fueron furor-, una estrategia totalmente ajena a las probabilidades matemáticas es clave. Y son los mayoristas.

El precio del paquete en mayoristas, para compras en cantidad, se reduce a entre $110 y 120 por unidad, según el caso. Siguiendo con la compra de unos 250 paquetes como para intercambiar con otros 19 coleccionistas, el costo total de llenar el álbum puede llegar a caer así un 26% para ubicarse en torno a los $27.500 en total.

Limitar la cantidad de paquetes comprados a 200-250 en total, recurrir al servicio de álbum lleno y apostar por mayoristas son entonces las mejores estrategias.

Continuar Leyendo
Anuncio

Facebook

Tendencias