CONECTATE CON NOSOTROS
Avatar

Publicado

en

Hoy, el Tribunal Oral en lo Criminal N°4 de San Isidro comenzará el proceso para esclarecer el crimen de María Marta García Belsunce, cometido hace casi 20 años en el country Carmel. Nicolás Pachelo, el principal acusado, fue trasladado desde la Unidad N°46 de San Martín y esperó su turno en una celda, confirmaron fuentes del expediente. Fue ingresado a la sala poco después de las 10:30.

Pachelo, aseguran fuentes penitenciarias, fue trasladado a esa cárcel para tener mayor proximidad a los tribunales de San Isidro mientras dure el juicio en su contra. El año pasado había sido trasladado a la Unidad N°9 de La Plata, luego de residir durante meses en la Unidad N°23 de Florencio Varela, escenario del motín más feroz de la historia provincial reciente, lugar donde tenía una conducta considerada ejemplar y buen trato con los otros detenidos.

Pachelo es defendido por su histórico abogado, el penalista Roberto Ribas, que arribó a los tribunales esta mañana.

Gustavo Hechem, querellante en el caso (Maximiliano Luna)

Gustavo Hechem, abogado de la querella de Carlos Carrascosa, ya presente en el lugar, aseguró que cree que Pachelo “es el culpable” y que espera que “se haga justicia”. “La principal prueba contra Pachelo es que entre las 18:20 y las 18:40 estaba a diez metros de María Marta”, continuó.

“Hay que informar todo. La resolución de Casación de 2016 estableció no solamente que Carrascosa no había sido autor del crimen sino también que no encubrió. Y además de eso, hubo un sobreseimiento de los demás imputados por encubrimiento”, remarcó Hechem al hacer referencia a los hermanos de la víctima, Horacio García Belsunce, John Hurtig y otros familiares y allegados que también quedaron desvinculados del caso.

Pachelo con barbijo detrás de su abogado, Roberto Ribas. (Maximiliano Luna)Pachelo con barbijo detrás de su abogado, Roberto Ribas. (Maximiliano Luna)

También se encuentran acusados como cómplices los ex vigiladores del barrio privado Norberto Glennon (57) y José Ortiz (45). Según la acusación, los tres ejecutaron a María Marta de seis disparos cuando la socióloga los descubrió robando en el interior de su casa, de donde huyeron con un cofre metálico en el que había una llave de una caja de seguridad bancaria y chequeras.

Glennon llegó libre al proceso, también fue visto en los tribunales poco antes de la audiencia, vestido con una campera azul: evitó a los fotógrafos al verlos acercarse. En los últimos años se había dedicado al delivery de comidas rápidas, con una invención suya, la “mila cochina”, con huevos fritos y papas fritas. Ortiz, vestido con una campera marrón, tomó asiento junto a Pachelo.

Pachelo, sin barbijo (Maximiliano Luna)Pachelo, sin barbijo (Maximiliano Luna)

Pachelo -que se negó a participar de la serie “Carmel” en Netflix que retrató el caso- jamás fue imputado por el investigador original del caso, el fiscal Diego Molina Pico, que lo había citado como testigo en lo que fue una de las mayores controversias del caso. Pachelo presentó dos planteos para no declarar en el juicio a cargo del Tribunal Oral Criminal N° 6 de San Isidro que condenó en 2007 al viudo de García Belsunce, Carlos Carrascosa, luego absuelto.

Los fiscales María Inés Domínguez, hoy fallecida, y Andrés Quintana, designados en Pilar a fines del 2016 para revisar el crimen del country, pidieron la declaración indagatoria de Pachelo y de su mujer, Inés Dávalos. La imputación en contra del ex vecino de García Belsunce fue por los delitos de robo agravado por el uso de armas en concurso real con homicidio criminis causa, también agravado por el uso de armas, es decir, robar y matar para tapar el robo. “Hay motivos suficientes para sospechar. Estaba en el lugar preciso a minutos de la muerte, se cree que había robado antes en la zona”, apuntó Domínguez a Infobae en 2017.

El proceso será transmitido en vivo por Youtube a través del canal de la Suprema Corte bonaerense.

El vigilador Ortiz, también acusado por el crimen, con lentes y campera marrón (Maximiliano Luna)El vigilador Ortiz, también acusado por el crimen, con lentes y campera marrón (Maximiliano Luna)

Pachelo esta vez no solo es juzgado por el crimen de María Marta: también se lo juzga por una serie de robos en countries de zona norte como Abril y Tortugas, cometidos entre la época del crimen de María Marta y hasta más de 15 años después. En el proceso también se acusa a otros dos cómplices, Matías Marasco e Iván Martínez, uno de ellos vecino de Puerto Madero, el otro caddy de golf, con una Dodge Ram como vehículo de fuga. Pachelo usaba nombres falsos a bordo de su Audi para engañar a los guardias, con el apellido Zapiola, así como llaves falsas para entrar a las casas. A veces, directamente, forzaba la entrada.

“El aquí imputado Pachelo se dedicaba al robo en emprendimientos inmobiliarios desde el año 2000 al año 2018, los realizaba con conocimiento previo del lugar y datos de víctimas o allegados, así como datos de actividades deportiva”, comenzó el fiscal acusador. Los botines ascienden a 120 millones de pesos a cotizaciones actuales. En un asalto se alzó supuestamente con un botín que incluía 20 relojes como Rolex, Hublot, camperas Harley Davidson, dólares, zapatillas Nike y Adidas. En Tortugas, por ejemplo, habría robado en 2018 una barra de oro de cien gramos. Entre sus víctimas también se encontraba un conocido relacionista público y empresario al que le robaron una caja de seguridad con una pistola Glock y 32 mil euros.

El vigilador Norberto Glennon, también acusado (Maximiliano Luna)El vigilador Norberto Glennon, también acusado (Maximiliano Luna)

Luego, llegó el momento de acusar a Pachelo por el crimen de García Belsunce. El fiscal Patricio Ferrari apeló a un recurso dramático para dirigirse al tribunal y a las defensas. Puso frente al estrado una serie de seis balas. Cada bala era un motivo para acusar al hombre, al que llamó un “criminal psicópata”.

“Pachelo es un criminal de raza vinculado al mundo del delito, psicópata narcisista, ludópata empedernido capaz de matar y mucho más”, dijo, en un monólogo lapidario.

Aseguró, por ejemplo, que Pachelo asalto casi todas las viviendas que rodeaban la casa de la victima los domingos de 18 a 20 y que meses antes le robó el a María Marta, llamado Tom, al que consideraba un hijo. La extorsionó tras el robo: ella fue quien impulsó que lo echen del country.

Las balas frente al tribunal.Las balas frente al tribunal.

Luego, el proceso pasó a un cuarto intermedio para definir si se continúa con el juzgamiento del asesinato de Belsunce o los robos a los countries. También para resolver si Pachelo debe presentarse a todas las audiencias o no, si sigue en La Plata preso o permanece en la Unidad N°46.

El Tribunal resolvió poco antes de las 13: crimen primero, robos después. Ferrari impugnó la decisión con vehemencia. Pidió un juicio único y aseguró que hay urgencia por que haya condena por los robos por el plazo que Pachelo lleva preso sin condena. Hechem, querellante, apoyó al fiscal, las defensas se opusieron.

Finalmente, el Tribunal resolvió que primero se juzgue el crimen, luego los robos, una decisión unánime que fue protestada por el fiscal.

Continuar Leyendo

Policiales

Detuvieron a Dylan Cantero, hijo del Viejo

Hubo 40 allanamientos a cargo por la Agencia de Investigación Criminal (AIC), la Gendarmería y la Tropa de Operaciones Especiales (TOE). La causa es por balaceras y homicidios y extorsiones.

Avatar

Publicado

en

Por

Detuvieron a Dylan Cantero, hijo del Viejo

Al menos 40 allanamientos contra la banda de Los Monos se llevaron a cabo, este lunes por la mañana, en diferentes puntos de la zona sur de la ciudad vinculados a causas por homicidios, balaceras y extorsiones en esa ciudad.

Según las primeras informaciones, hubo diez personas detenidas, entre ellas Dylan Cantero, hijo menor de Máximo Ariel «Viejo» Cantero, el fundador de la banda Los Monos. El joven intentó escapar por los techos al advertir la presencia policial y que al ser detenido tenía en su poder un arma larga.

Los múltiples y simultáneos allanamientos que comenzaron a ejecutarse en la madrugada de este lunes en los barrios La Plata, La Granada y Las Flores, todos ubicados en la zona sur de Rosario, son realizados por efectivos de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), con la colaboración de las TOE (Tropas de Operaciones Especiales) de la policía de Santa Fe y de Gendarmería Nacional, detallaron los informantes.

Asimismo en el resto de los operativos se secuestraron más armas, vehículos, dinero y drogas.
Los procedimientos, que al promediar esta media mañana continuaban, están vinculadas a investigaciones por homicidios, extorsiones y venta de drogas en los barrios en zonas que se sospecha son regenteadas por miembros de la banda «Los Monos».

Continuar Leyendo

Policiales

Detuvieron al dueño del Pitbull que mató a una nena de 10 años

El perro estaba entrenado para cazar y atacó a la menor en el cuello. El detenido es un joven de 20 años imputado por «homicidio culposo».

Avatar

Publicado

en

Por

Detuvieron al dueño del Pitbull que mató a una nena de 10 años

Detuvieron al dueño del Pitbull que atacó y mató a una nena de 10 años en Paso de los Libres, Corrientes. Según informó la fiscal, el joven de 20 años se presentó de manera voluntaria en la Policía.

Se corroboró que el joven vivía en el mismo asentamiento que la nena asesinada y que el perro ya habría atacado a otros chicos en el último tiempo. Tras su detención se confirmó que quedará tras las rejas hasta por lo menos el próximo miércoles donde se realizará la audiencia de acusación.

“De acuerdo al legajo de investigación que tengo en manos, de las testimoniales que se recibieron hasta ahora en sede policial, algunas personas declararon que aparentemente el perro tendría antecedentes de hacer mordido a otra personas, a otras criaturas», afirmó Mauro Casco, fiscal del caso.

Pese a que resta saber más detalles, el detenido enfrentará una causa por «homicidio culposo» por haber entrenado a su perro para caza y de no asegurar la seguridad de sus vecinos que terminó con el trágico desenlace de una menor muerta.

«La imputación es por homicidio culposo, por la actitud negligente del dueño del perro de no tener las medidas de seguridad, como usar correa o bozal, tenerlo atado, o él estar cerca para controlar la actividad del perro», señaló Casco.

El hecho sucedió en la tarde del viernes cuando Brisa caminaba por la calle del barrio. Allí el perro se abalanzó a ella, la mordió en el cuello y comenzó a arrastrarla varios metros.

Pese a los gritos de la menor y de la ayuda inmediata que recibió, los familiares de Brisa no pudieron hacer que el animal abriera la boca para que la suelte. Minutos después y mientras seguían los intentos llegó su dueño que le pegó con un elemento en su cabeza que le provocó su muerte instantánea.

De inmediato la menor fue trasladada al Hospital San José de Paso de los Libres pero horas más tarde falleció producto de las lesiones ocasionadas por el animal.

«Brisa era la única hija de mi hermana. Queremos que se haga justicia por mi sobrina», expresó con dolor la tía de la chica.

Continuar Leyendo

Policiales

Video: la feroz golpiza entre presas en la cárcel de mujeres de Rosario

Esta semana, el penal fue ametrallado por un comando de delincuentes, con una nota que mencionaba a dos clanes narco

Avatar

Publicado

en

Por

Video: la feroz golpiza entre presas en la cárcel de mujeres de Rosario

Una serie de golpizas a distintas reclusas habrían sido la causa de la balacera ocurrida el lunes pasado en la Unidad Penitenciaria Nº 5 de Rosario, situada en la zona oeste, atacada por un comando de delincuentes desconocido con una ráfaga de ametralladora. Esta hipótesis surgió a partir de la difusión de varios videos filmados dentro del predio carcelario, donde diversas detenidas se grabaron mientras atacaban ferozmente a otras dentro de distintas celdas.

Las imágenes que ilustran esta nota- ya están en manos del fiscal Federico Rébola de la Unidad de Balaceras del Ministerio Público de la Acusación, quien interviene por el ataque a tiros. Tras los disparos, se encontró un cartón escrito en el que hacía alusión a un conflicto interno, aunque por entonces se desconocía de dónde provenía.

El texto dejado en una ochava del complejo carcelario mencionaba a “las delegadas de los pabellones” que se “siguen prestando a René (Ungaro) y los Funes, que hacen verduguear a las pibas presas”. “Primer y último aviso. Saben que no jodemos”, cerraba el escrito.

Ahora, con las grabaciones que se conocieron en las últimas horas, pareciera adquirir sentido el mensaje del cartón. Sin embargo, la fecha de las filmaciones se desconoce.

René Ungaro.René Ungaro.

En uno de los videos se ve cómo una reclusa tiene un celular en la mano y, mediante una videollamada, pone de frente a otra interna con un hombre que le habla desde el otro lado de la pantalla.

“Ustedes hablan con Matías Pino. Ustedes digitaron a los guachos, le zarparon la familia a las pibas que están ahí adentro. Todas ustedes digitaron a los pibes para tirar mil tiros a la casa de Tania, de la Bay. Y tiraron en Flammarión”, dice la voz masculina, refiriéndose a supuestas balaceras de las que no se tiene información oficial.

Inmediatamente, la detenida que sostiene el teléfono con la videollamada le dice a la reclusa increpada: “¿Vos eras la que pasaba la data? ¿Vos pasás la data, hija de puta?”, le grita. Y luego, junto a otra interna, le da una gran cantidad de trompadas en la cara a la víctima, que todo el tiempo aseguró “no tener nada que ver”.

Según investigadores policiales, la voz masculina de la videollamada es la de Lautaro “Lamparita” Funes, un joven que fue condenado a 14 años de prisión –pena unificada por narcotráfico, y por asociación ilícita, amenazas y balaceras– y que actualmente se encuentra alojado en el penal federal de Ezeiza. Es uno de los cabecillas del clan Funes junto a su hermano Alan, con quien está detenido en Buenos Aires.

El cartón con la amenaza.El cartón con la amenaza.

Lautaro y Alan Funes, a su vez, también comparten instalaciones carcelarias con René “Brujo” Ungaro, un aliado territorial que también fue condenado por narcotráfico. Recientemente, quedó mencionado por haber instigado una balacera en la zona sur de Rosario en la que mataron a una mujer que acompañaba a su hija a tomar el colectivo.

En tanto, Matías “Pino”, el mencionado supuestamente por Lautaro Funes, corresponde a Matías César, un joven condenado a 20 años de prisión por haber planificado balaceras a domicilios de jueces y edificios judiciales por encargo de Ariel Máximo “Guille” Cantero, líder de Los Monos.

César es, para investigadores judiciales, “la mano derecha” de “Guille” Cantero, encargado de darle actividad a células que operan para Los Monos en distintos barrios de la ciudad.

Pero esa no fue la única filmación de golpizas. También quedó registrado cómo dos reclusas tiran al suelo y golpean ferozmente –trompadas y patadas– a otra interna dentro de otra celda, y además le piden que “no grite”.

 

Fuente infobae

Continuar Leyendo
Anuncio

Facebook

Tendencias