CONECTATE CON NOSOTROS
Avatar

Publicado

en

La inflación de marzo fue de 6,7% y fue así la cifra mensual más alta en los últimos 20 años, informó este miércoles el Indec. De esta manera, la suba de precios acumulada en el primer trimestre del año fue de 16,1% y en los últimos doce meses alcanzó el 55,1 por ciento.

El índice de precios de marzo volvió a mostrar una fuerte aceleración en relación con febrero, en que el IPC había sido de 4,7% con un incremento muy pronunciado de los alimentos, de 7,5 por ciento. Para el tercer mes del año, los productos comestibles y bebidas tuvieron una suba mensual de 7,2 por ciento.

La cifra dada a conocer este miércoles por el organismo estadístico ubica así a marzo entre las inflaciones mensuales más altas del siglo. La más elevada fue la de abril de 2002 (10,4%) como efecto de la crisis desatada un mes antes y el inicio de la salida de la convertibilidad que incluyó una devaluación del peso.

Más atrás se registran el 6,7% de abril de 2016, de acuerdo al IPC Congreso, confeccionado por las principales consultoras económicas del país y tomado como referencia por todos los actores económicos. El Indec aún no había reestablecido la medición del IPC nacional tras el fin de la intervención del organismo durante el kirchnerismo y eligió publicar como indicadores alternativos el IPC de la Ciudad de Buenos Aires (6,5%) y de San Luis (3,4 por ciento). El IPC actual se reanudó en mayo de 2016. También se destacó el 6,5% de septiembre de 2018, luego de un fuerte episodio devaluatorio el mes anterior.

El Gobierno ya admitía para marzo una cifra por encima del 6 por ciento. El Poder Ejecutivo atribuye el salto de los precios de los últimos dos meses a la crisis en los valores internacionales de los alimentos y la energía como consecuencia de la guerra en Ucrania, y enumera otras economías desarrolladas que también experimentan sus números de inflación más altos en décadas. La Argentina, de todas formas, ya registra un problema de inflación creciente hace al menos 15 años al considerar solo este siglo.

La inflación de marzo se dará en condiciones distintas a picos anteriores. El dólar no aparece como un elemento decisivo en la evolución de los precios y todavía no se activó una parte importante de los aumentos de tarifas previstos en el programa económico acordado con el FMI

El nuevo pico de suba de precios que se registró en marzo se dará en condiciones distintas. El dólar no aparece como un elemento decisivo en la evolución de los precios. De hecho, acumula un retroceso sostenido al observar los valores paralelos del tipo de cambio luego del acuerdo con el FMI. El dólar blue, por ejemplo, es actualmente más barato que el “solidario”.

Además, todavía no se activó una parte importante de los aumentos de tarifas previstos en el programa económico acordado con ese organismo, lo que representará, más a mitad de año, una fuente adicional de presión sobre el ritmo de precios. A pesar de esa situación, algunas consultoras estiman que la primera parte del año será la que tenga los números de inflación más críticos y que debería tender a desacelerar en la segunda mitad, aunque siempre por encima de un piso de 3,5% mensual, según el Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) del Banco Central.

Para marzo, eran pocas las consultoras que esperaban un salto de precios tan fuerte como el que se dio. El dato más alto de inflación para marzo había sido el que arrojó el Índice Estadístico de los Trabajadores (IET) de la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo (UMET), el cual había estimado que la inflación se disparó al 6,8%, impulsada por los precios de los alimentos, que crecieron hasta 9% durante ese mes.

De acuerdo con el relevamiento de precios minoristas de C&T Asesores para Gran Buenos Aires, en marzo se había registrado un aumento promedio mensual de 5,4 por ciento. A su vez, la variación de los últimos 12 meses alcanzó el 53,6 por ciento. Para la consultora, en marzo se combinaron incrementos estacionales habituales con el descongelamiento de varios precios y los efectos del conflicto en Ucrania. Educación fue el rubro de mayor aumento mensual, algo que sucede todos los marzos por el comienzo de las clases.

Según Focus Market, la inflación se aceleró con un piso del 5% para el tercer mes del año, mientras que los capítulos de Transporte, Educación, Salud, Alimentos y Bebidas y Vivienda estuvieron por encima del indicador general superando todos los casos el 5% de inflación mensual. Desde Empiria indicaron que el índice de precios general cerró marzo por encima del 5% con fuerte impulso de alimentos y como consecuencia también de las correcciones tarifarias y la suba de combustibles que se concretó este mes.

Para abril los primeros números no son muy alentadores. Las consultoras proyectan que la suba de precios de abril estén por encima del 5 por ciento. Es el caso de Eco Go, que calculó una inflación de 5,5% con alzas en categorías como vivienda, educación y salud, impulsadas por aumentos en expensas (cerca del 20%); prepagas (6%), trabajadoras de casas particulares (12%) y colegios de la Ciudad de Buenos Aires (9 por ciento).

Para abril los primeros números no son muy alentadores. Las consultoras proyectan que la suba de precios de abril estén por encima del 5 por ciento

Las expectativas del Gobierno para este año fueron cambiando a medida que aceleró el ritmo de precios. En un principio, el acuerdo con el Fondo Monetario previó una proyección de inflación para este año de entre 38 y 48%, es decir algunos puntos porcentuales por detrás del 50,9% con que finalizó el 2021. Luego pasó a un objetivo más modesto de poder terminar con un dato anual similar al del año pasado. Ya el dato de febrero hizo volar todas las previsiones y el arco se corrió. La nueva “meta” del Poder Ejecutivo es tratar de evitar que la escalada lleve a la inflación por encima del 65%, un escenario ya posible entre algunas consultoras.

El ministro de Economía Martín Guzmán comenzará a discutir con las autoridades del Fondo Monetario, la semana que viene en la asamblea del organismo en Washington, el recálculo de algunas de las variables incluidas en el acuerdo y que, por la nueva situación internacional, quedaron ya desactualizadas apenas comenzó la vigencia del programa. La inflación y el sendero de recorte de subsidios son algunas de ellas.

Guerra contra la inflación y tironeos internos

El peor dato de inflación en años llega en medio de una interna cada vez más explícita en el Frente de Todos sobre la dirección que debe tomar la política económica y en la que el sector oficialista que responde a Cristina Kirchner pide, de forma más o menos elíptica, la salida de los principales funcionarios del equipo económico de Alberto Fernández: Martín Guzmán y Matías Kulfas.

En ese ajedrez discursivo que juegan desde ambos lados, aparecen otros nombres en el tablero y que toman relevancia en medio de una discusión que también incluye diagnósticos distintos sobre cómo combatir la inflación y su origen. El secretario de Comercio Interior Roberto Feletti y el gobernador bonaerense y ex ministro de Economía Axel Kicillof se muestran, a su modo, como los funcionarios que encarnan una visión opuesta a la que lleva adelante Guzmán.

Guzmán asegura tener el respaldo del presidente Alberto Fernández y pide gestionar "con quienes estén alineados a nuestro programa". REUTERS/Agustin MarcarianGuzmán asegura tener el respaldo del presidente Alberto Fernández y pide gestionar «con quienes estén alineados a nuestro programa». REUTERS/Agustin Marcarian

Por un lado, el secretario de Comercio Interior dijo que las políticas que están bajo su ala son solo una parte menor de la política oficial y que un sendero de baja de la inflación requeriría políticas macroeconómicas más claras y lineamientos que anclen las expectativas.

Por su parte, Guzmán, en público, defendió su arsenal de medidas de ese tipo (tasa de interés en coordinación con el BCRA, déficit y financiación del déficit vía emisión monetaria) pero este lunes salió a pedir con un fuerte mensaje, no tan habitual en su registro, el apoyo político de la coalición de gobierno para darle credibilidad al programa económico consensuado con Washington.

El ministro de Economía fue directo el lunes en declaraciones televisivas, su primera aparición pública en medio de las versiones de recambio ministerial. Hubo dos frases centrales hacia la interna oficial: “Lo importante es gestionar en línea con lo que traza el Gobierno. Gestionaremos con gente alineada con este rumbo”.

El peor dato de inflación en años llega en medio de una interna cada vez más explícita en el Frente de Todos sobre la dirección que debe tomar la política económica

La segunda, sin nombrarlo, fue un tiro por elevación a Feletti, quien suele defender la idea de subir retenciones a los granos aún luego de que Guzmán descartara en público esa posibilidad. “Es importante que los funcionarios estén alineados con lo que se decide. No decir cosas que generen incertidumbre sobre decisiones que ya se tomaron”, disparó el jefe del Palacio de Hacienda.

El secretario de Comercio Interior apareció el martes por la tarde en un acto en la localidad de Ensenada junto al gobernador bonaerense Axel Kicillof, lo que implicó un respaldo de la línea kirchnerista del Frente de Todos a Feletti. En ese palco también estuvieron el ministro de Desarrollo de la Comunidad Andrés “Cuervo” Larroque y el ministro de Producción bonaerense Augusto Costa.

Feletti apareció este martes en un acto con Axel Kicillof y recibió el apoyo del kirchnerismoFeletti apareció este martes en un acto con Axel Kicillof y recibió el apoyo del kirchnerismo

El mandatario provincial elogió las políticas de canastas y precios de referencia de la Secretaría de Comercio Interior y prometió un plan para fiscalizar con ayuda de los intendentes de los 135 municipios de la provincia. “El alimento y la energía definen en nivel de salario en la Argentina. Si hay especulación, no hay mercado interno, no hay vida. Todas las políticas de ingresos por más potentes que sean, se estrellan”, dijo Feletti como una declaración de principios.

El presidente Alberto Fernández declaró a mediados del mes pasado el inicio de la “guerra” contra la inflación, justo horas antes del 4,7% de febrero que marcó el Indec. A casi un mes de comenzada esa etapa, son pocas las medidas que tuvieron ya una concreción: solo lo hicieron las nuevas canastas de precios como Precios Cuidados, la nueva de cercanía, y los valores acordados para carne y verduras.

Pero otras medidas como la anulación de aumentos de precios que la secretaría considera “injustificados” para 1.700 productos y la implementación del fideicomiso del trigo, con el que apunta a subsidiar -con los ingresos del aumento de retenciones para aceite y harina de soja- el precio de la fabricación con harina de trigo y que eso “derrame” en valores más bajos en productos como el pan o los fideos.

Economía

Cuál es el salario promedio al que aspiran los argentinos

Un informe reveló cómo impacta el rango etario en las diferentes variables del mundo laboral, tanto en la actividad, en el “seniority” y en los sueldos pretendidos

Avatar

Publicado

en

Por

Cuál es el salario promedio al que aspiran los argentinos

Los argentinos que buscan empleo de forma online “piden salarios más altos en paralelo a una mayor edad”, según el informe “Index del Mercado Laboral”. Las personas de más de 50 años presentan un salario requerido promedio de $294.766 pesos por mes, mientras que las de entre 40 y 49 de $218.345.

“Ambos requerimientos están por encima del salario promedio de 158.616 pesos por mes registrado en agosto”, indicaron en el informe, realizado por Bumeran, la plataforma de empleo online que cuenta con más de 70.000 ofertas de trabajo y recibe más de 10 millones de visitantes diarios.

Durante agosto, el salario promedio pretendido entre todos los rangos etarios fue de $158.616 pesosDurante agosto, el salario promedio pretendido entre todos los rangos etarios fue de $158.616 pesos

Sumado a ello, desde la plataforma de empleo detectaron que hay una relación directa entre la edad de los postulantes y su antigüedad y experiencia. “A mayor edad de las personas hay una tendencia a postularse a puestos de mayor seniority”, dijeron en el documento que reveló que: el 65% de las personas de entre 18 y 24 años se postulan a puestos junior, el 33% a niveles senior y semi senior y el 2% a posiciones de jefe o supervisor. En la otra punta, el 59% de los mayores de 50 se postula a puestos senior o semi senior, el 19% a posiciones de jefe o supervisor, el 12% a niveles junior y el 10% a cargos de gerencia o dirección.

En tanto, el informe detectó que las personas de entre 25 y 29 años son las más activas en las búsquedas laborales, registran un 12% más de postulaciones por perfil que la media del mercado. El rango etario de entre 30 y 40 está en segundo lugar con un nivel de actividad un 8% mayor a la media del mercado.

Durante lo que va de 2022, el 32% de las postulaciones fueron realizadas por personas de entre 30 y 39 años, el 27% por postulantes entre 25 y 29 años, el 25% por el rango etario entre 18 y 24 años, el 12% por los trabajadores entre 40 y 49 años, y el 4% por mayores de 50 años.

Además de esto, detectaron que el salario promedio total de todos los rangos etarios aumentó un 6,8% durante agosto, alcanzando los $158.616 pesos.

“En lo que va del 2022, el sueldo pretendido acumula un incremento del 57,3% y en los últimos doce meses, del 79,6%. De acuerdo al seniority del puesto, el salario requerido del segmento senior y semi senior tiene una suba acumulada en 2022 del 59%, el de los puestos de jefe y supervisor un 57,3% y el del nivel junior un 50,7%”, detalló la plataforma de empleo online en su informe.

En el desagregado, el sueldo promedio de las posiciones de Jefe y Supervisor alcanzó los $247.023 pesos por mes, en las categorías senior y semi senior los $159.868 pesos por mes , y en los niveles junior los $105.883 pesos por mes.

En el segmento junior, los sectores con mayores aumentos del salario requerido durante agosto son Tecnología y Sistemas con un 9,8%; Recursos Humanos con un 9,7%; y Administración y finanzas con un 7,5%. El aumento promedio en el nivel junior fue de un 7,2%.

En los niveles senior y semi senior, las áreas con incrementos mayores en las remuneraciones pretendidas promedio durante agosto son Marketing y Comunicación con un 9,5%; Administración y finanzas con un 8,5%; y Producción, abastecimiento y logística y Otros con un 5,6%. El incremento promedio fue de un 6,2%.

Las subas acumuladas anuales (últimos 12 meses) más altas en las posiciones junior están en Marketing y comunicación con un 86,9%; Recursos Humanos con un 82,6% y Tecnología y sistemas con un 79,2%. En el rango senior y semi senior, están en Marketing y comunicación con un 89,0%; en Administración y finanzas con un 88,1% y en Comercial con un 84,7%.

¿En qué puestos y sectores están los mejores sueldos de agosto? Los salarios promedio más altos fueron los de Sistemas con $554.709 pesos por mes para las posiciones de jefe y supervisor; Medicina con $340.208 pesos por mes para los niveles senior y semi senior; y los puestos de Minería, Petroleo y Gas con $201.667 pesos por mes para el segmento junior.

En el otro extremo, las posiciones con sueldos promedio más bajos son Enfermería con $139.368 pesos por mes en los segmentos de jefe y supervisor, también Enfermería con $79.375 pesos por mes en los niveles senior y semi senior, y Producto con $67.500 pesos por mes en el sector junior.

Continuar Leyendo

Economía

Los argentinos siguen apostando a las criptomonedas pese a su volatilidad

En medio de la inflación y el desplome del peso, muchos argentinos encuentran en las criptodivisas una opción menos arriesgada, incluso a pesar de sus recientes dificultades

Avatar

Publicado

en

Por

Los argentinos siguen apostando a las criptomonedas pese a su volatilidad

La entrada de Romina Sejas en el mundo de las criptomonedas —en un país donde la popularidad de las monedas digitales se ha disparado a pesar de su volatilidad— comenzó con una pizza.

Hace unos años, ayudaba a preparar la masa de la pizza en casa de un amigo en las afueras de Mendoza, una ciudad mediana del oeste de Argentina. El amigo le sugirió fermentar la masa en su mina. “Me reconfundió”, dijo Sejas. “Yo pensaba en minar y me imaginaba hombres con cascos y picos”.

En lugar de eso, abrió una puerta que daba acceso a una sala en la que se apilaban estanterías con computadoras que zumbaban. Conocidos como mineros en la jerga tecnológica, las computadoras trabajan sin parar, verificando las transacciones de criptodivisas y recompensando a sus propietarios en moneda digital. Consumen tanta energía que la sala era un horno funcional.

“Si guardas un peso durante mucho tiempo, se derrite en cuanto a lo que puedes comprar con él” (Buscaglia)

El amigo de Sejas explicó que entrar en el mundo de las criptomonedas había aumentado su salario mensual en casi un 40 por ciento, al pasar de 800 dólares haciendo trabajos esporádicos a 1100 dólares.

Sejas pronto se convirtió en una creyente de las criptodivisas, y se unió a una ola de argentinos que recurren a las monedas digitales como una forma de ganar más, aumentar sus ahorros e incluso hacer negocios.

Aunque el mercado de las criptomonedas se ha desmoronado en los últimos meses, muchos argentinos las ven como un refugio seguro en un país en el que la creciente inflación y la crisis económica han golpeado la moneda nacional, el peso, y las cuentas bancarias de la gente.

Un logotipo de neón de la criptomoneda Bitcoin se ve en el café Crypstation, en el centro de Buenos Aires, Argentina. (Reuters)Un logotipo de neón de la criptomoneda Bitcoin se ve en el café Crypstation, en el centro de Buenos Aires, Argentina. (Reuters)

El dinero aquí es como un helado”, dijo Marcos Buscaglia, economista en Buenos Aires, la capital. “Si guardas un peso durante mucho tiempo, se derrite en cuanto a lo que puedes comprar con él”.

Debido a que tan pocos argentinos confían en el peso, prefieren ahorrar en otras monedas, incluso en dólares.

Alrededor de un tercio de los argentinos cree que los ahorros guardados en pesos en un banco local mantendrán su valor durante dos años, el porcentaje más bajo entre los encuestados de 15 países entrevistados en junio por Morning Consult, una firma de datos con sede en Washington.

“[Es fácil perder dinero ] si vos no estás todo el tiempo en esto y aggiornado con información” (Cappelletti)

Casi el 60 por ciento de los argentinos creía que el bitcóin, una de las criptomonedas más populares, mantendría el valor de sus ahorros durante ese mismo periodo, según la encuesta.

Con una inflación que se espera que alcance el 90 por ciento en diciembre, el valor del peso sigue en caída, lo que hace que suban los precios de los productos cotidianos, desde el papel higiénico hasta el atún, y que sea prácticamente imposible ahorrar.

Los actuales problemas de la cadena de suministro mundial y la guerra en Ucrania han contribuido a la subida de los precios, pero muchos economistas culpan de los males de Argentina a años de excesivo gasto público. Como el gobierno no recauda lo suficiente para compensar el déficit, el banco central imprime pesos, lo que hace que la inflación aumente aún más.

La inflación y los controles de cambio impulsan la adopción de criptomonedas ante un peso que pierde valor en forma constante.La inflación y los controles de cambio impulsan la adopción de criptomonedas ante un peso que pierde valor en forma constante.

Ahora, muchos argentinos están recurriendo a las criptomonedas como una forma de escapar del peso. Alrededor de un tercio de los argentinos dijo que compraba o vendía criptodivisas al menos una vez al mes, el doble que en Estados Unidos, según una encuesta independiente de Morning Consult.

Pero la criptomoneda, dada su inestabilidad, también conlleva riesgos.

Vicente Cappelletti, de 26 años, dijo que había perdido unos 1.000 dólares, alrededor del 10 por ciento de sus ahorros, cuando TerraUSD, una de las llamadas stablecoins —un tipo de criptomoneda que puede vincularse a monedas gubernamentales como el dólar— se desplomó en mayo.

“[Ahorrar en dólares] está grabado en nuestro ADN” (Convertini)

Cappelletti, ingeniero industrial, dijo que era fácil perder dinero “si vos no estás todo el tiempo en esto y aggiornado con información”. Vendió todos los ahorros que tenía en criptomonedas por pesos y los puso en un fondo de inversión tradicional.

Pablo Sabatella, quien dirige una organización en Buenos Aires que ofrece clases de criptomonedas, dijo que cientos de personas se habían puesto en contacto con él en los días posteriores a la implosión de Terra, desesperadas por recuperar su dinero.

“La mayoría no sabe lo que está haciendo”, dijo.

La debacle de TerraUSD, un dólar cripto, afectó también a ahorristas argentinos.La debacle de TerraUSD, un dólar cripto, afectó también a ahorristas argentinos.

El valor de bitcóin ha caído de 65.000 dólares en noviembre a alrededor de 24.000 dólares en la actualidad, casi el doble de la caída en el valor del peso. Pero muchos argentinos creen que, a diferencia del peso, las criptomonedas se recuperarán.

Para otros, sin embargo, las criptomonedas han traído beneficios financieros que vienen bien.

Sejas, quien trabajó como mesera y en telemercadeo, se gana la vida como consultora de criptodivisas e impartiendo talleres sobre monedas digitales. Dirige un mercado en línea con 7000 miembros que pueden utilizar criptomonedas para comprar casi cualquier cosa, desde botas de montaña hasta una casa.

“Ofrecimos un hack al cepo vendiendo criptodólares” (Fraiese)

Sejas creció en una familia de clase trabajadora sin acceso a internet. Sus padres no terminaron la enseñanza media ni tenían cuentas bancarias. “Nosotros medíamos hasta el papel higiénico que teníamos porque teníamos muy poco entonces”, dice.

El dinero que ha ganado con las criptomonedas ha transformado su vida. “Estoy estudiando derecho en una universidad privada”, dijo. “He hecho todos los chequeos médicos que nunca hice de chica”.

En todo el mundo, los habitantes de países emergentes y de bajos ingresos se han convertido en los mayores usuarios de criptomonedas, según diversos informes, superando a Estados Unidos y Europa.

Casi el 60 por ciento de los argentinos creía que el bitcóin, una de las criptomonedas más populares, mantendría el valor de sus ahorros durante ese mismo periodo, según una encuesta. (Getty Images)Casi el 60 por ciento de los argentinos creía que el bitcóin, una de las criptomonedas más populares, mantendría el valor de sus ahorros durante ese mismo periodo, según una encuesta. (Getty Images)

Las monedas digitales son apreciadas en países donde el dinero local es volátil y donde los gobiernos han dificultado la compra de divisas por parte de los ciudadanos.

Dos países pobres, El Salvador y la República Centroafricana, han ido aún más lejos: adoptaron el bitcóin como otra moneda nacional oficial, aunque la apuesta no ha dado resultados en El Salvador, y es demasiado pronto para saber si lo hará en la República Centroafricana.

Argentina ofrece algunas pistas sobre el atractivo de las criptodivisas.

“Prefiero correr el riesgo de cripto antes que el riesgo del Estado argentino” (Convertini)

Desde hace mucho, los argentinos han recurrido al dólar como refugio seguro. Ahorrar en dólares “está grabado en nuestro ADN”, dijo Daniel Convertini, de 34 años, quien trabaja en comunicaciones para una empresa de transporte. “Lo aprendí de mi papá y de mi abuelo, no porque lo haya leído en un diario financiero”.

Se cree que los argentinos tienen más dólares en efectivo o en instituciones financieras extranjeras que casi cualquier otra población, aparte de los estadounidenses, dijo Gian Maria Milesi-Ferretti, economista de la Brookings Institution.

Pero hace tres años, el gobierno argentino dificultó la compra de la moneda estadounidense. Los argentinos solo pueden comprar legalmente 200 dólares al mes y tienen que pagar fuertes impuestos por cada transacción.

La inflación marcó 7,4% en julio y camina en dirección al 90% anual en diciembre. (Reuters)La inflación marcó 7,4% en julio y camina en dirección al 90% anual en diciembre. (Reuters)

En su lugar, mucha gente ha recurrido al mercado negro de dólares, y las calles del centro de Buenos Aires están llenas de cambistas que susurran sus tasas de conversión a los transeúntes.

Pero las monedas digitales ofrecen la ventaja de no tener que cargar con grandes reservas de billetes.

“Ofrecimos un hack al cepo vendiendo criptodólares”, dijo Julián Fraiese, uno de los fundadores de Buenbit, una casa de cambios argentina de criptomonedas que se centra en stablecoins vinculadas al dólar. La compañía dijo que había agregado 200.000 usuarios en los siete meses después de que los controles del gobierno sobre los dólares se endurecieron en 2019.

“Capaz, estando en otro país, no hubiese tenido la necesidad de investigar por qué hacer esto” (Loyo)

Ismael Loyo, un taxista de 34 años que se mudó de Venezuela a Argentina en 2018, se pasó a la criptodivisa después de ver que el peso se devaluaba con rapidez, una repetición de lo que había vivido en su país. En cuanto cobra, se conecta a una casa de cambios en línea y compra criptomonedas.

Consciente de los vaivenes del mercado de divisas digitales, explica que sale de una moneda “que solo devalúa” y entra en una divisa que, aunque sea volátil, “permite mantener el valor en el tiempo y aumentarlo”.

Para personas como Loyo, quien ha vivido en dos países azotados por la alta inflación, el bitcóin parece menos una apuesta especulativa que una necesidad. “Capaz, estando en otro país, no hubiese tenido la necesidad de investigar por qué hacer esto”, dijo.

Aun así, la caída del valor de las criptomonedas ha causado estragos, y las preocupaciones sobre sus riesgos provocaron un mayor escrutinio regulatorio.

Flourish logoA Flourish chart

Buenbit despidió recientemente a casi la mitad de sus empleados, y días después de que dos bancos argentinos empezaran a dar a sus clientes la opción de comprar y vender criptomonedas, el Banco Central del país prohibió tales servicios.

Pero como muchos argentinos tienen tan poca fe en la gestión de la economía por parte de su gobierno, las criptomonedas, a pesar de sus turbulencias, siguen teniendo una gran demanda.

Más trabajadores en Argentina que en cualquier otro país, incluyendo muchos trabajadores independientes en labores como el desarrollo de software y la traducción, eligen recibir parte de su pago en criptomonedas, según Deel, una compañía de nóminas empleada por 100.000 trabajadores independientes en 150 naciones.

“La tecnología es el lenguaje del mundo que viene”, dijo Fabián Báez, un sacerdote que ayuda a organizar clases de tecnología en un barrio popular de Buenos Aires, en las que se enseña, entre otras cosas, el modo de abrir una billetera digital para comenzar a recolectar criptomonedas.

En Buenos Aires, los carteles de los autobuses públicos atraen a la gente con promesas de altos rendimientos en stablecoins. Dentro de una concurrida estación de metro, un anuncio promociona: “Ganale a la inflación. Comprá bitcoin”.

“Prefiero correr el riesgo de cripto”, dijo Convertini, empleado de la empresa de transporte, “antes que el riesgo del Estado argentino”.

Continuar Leyendo

Economía

El dólar blue baja, pero las cotizaciones financieras mantienen tendencia alcista

El paralelo cede $1, mientras que el contado con liqui y el dóalr MEP siguen por encima de los $300.

Avatar

Publicado

en

Por

El dólar blue baja, pero las cotizaciones financieras mantienen tendencia alcista

El dólar blue arrancó la semana a $294 para la venta en el mercado paralelo. Como el dólar mayorista abrió este lunes a $136,85, la brecha con el blue se ubica ahora en torno al 116%.

Entre los tipos de cambio financieros, el contado con liquidación sube a $303,40 y se consolida como el más caro del mercado;  el dólar MEP, o Bolsa, opera en $293,11, también al alza.

Por su parte, el dólar minorista se vende a un promedio de $143,66; el ahorro a $234,71 y el turista, a $249,97.

En busca de dólares, el Gobierno promulgó este lunes la ley que extiende por un año el blanqueo para la construcción, con el fin de impulsar el crecimiento y la financiación de esa actividad.

También en el inicio de la semana, el Poder Ejecutivo modificó el presupuesto de la administración nacional y dispuso un recorte neto del gasto de $128.000 millones para lo que resta del año, con el fin de reducir el déficit.

Continuar Leyendo
Anuncio

Facebook

Tendencias