CONECTATE CON NOSOTROS
Avatar

Publicado

en

“En junio 2022, el stock de deuda bruta de la Administración Central ascendió a un monto total equivalente a USD 378.518 millones, de los cuales USD 376.045 millones se encontraba en situación de pago normal: 32% pagadera en moneda local, mientras que el 68% restante en moneda extranjera”, informó la Secretaría de Finanzas.

Se trata de un máximo histórico que representa 8,4 veces el monto del crédito stand-by que la Argentina tomó en 2018 del Fondo Monetario, y que fuera renovado por el ex ministro de Economía Martín Guzmán el 25 de marzo último, por unos USD 45.000 millones.

Con respecto al mes anterior, la repartición oficial dio cuenta de que la deuda en situación de pago normal se incrementó en el equivalente a USD 4.003 millones, representando un crecimiento mensual del 1,08%. “La variación se explica por sendos incrementos de la nominada en moneda extranjera en USD 663 millones y en moneda local en el equivalente a USD 3.340 millones”.

En junio se registraron necesidades de financiamiento, canjes y emisiones por USD USD 60.087 millones, y amortizaciones, canjes y cancelaciones por USD 54.553 millones

En rigor, el aumento nominal de los compromisos de la Administración Central en junio fue de USD 5.534 millones, como resultado de la diferencia primaria entre las necesidades de financiamiento, canjes y emisiones del mes por USD USD 60.087 millones, y amortizaciones, canjes y cancelaciones por USD 54.553 millones.

Cabe destacar que algunos economistas recomiendan restar de la deuda de la Administración Central la contraída con el Banco Central, a través de Adelantos Transitorios -extraordinarios (a 10 años de plazo) por USD 8.146 millones y ordinarios (vencimiento dentro del año en curso) por USD 12.683 millones-, porque tiene como contrapartida el aumento del activo de la entidad monetaria. En ese caso, el monto neto de compromisos del sector público se achica a USD 357.679 millones, y el incremento del mes se recorta a USD 1.721 millones.

Sin embargo, en aras de avanzar con la “depuración” de las cuentas públicas, también los economistas de las consultoras privadas sugieren agregar el componente de la deuda que el Banco Central asumió con el sistema financiero, a través de las colocaciones de Leliq, Notaliq y operaciones de pases, las cuales ascendieron en promedio de junio al equivalente de USD 45.999 millones, al tipo de cambio oficial.

En conclusión, luego de todas las sumas y restas, surge que la deuda neta agregada de la Administración Central más la del Banco Central, ascendió en junio al récord de USD 403.688 millones, y se elevó en los primeros 31 meses de gobierno de Alberto Fernández y su ex ministro de Economía Martín Guzmán, en USD 83.353 millones, casi el doble del monto del crédito stand-by vigente con el FMI, que fue el que contrajo inicialmente el gobierno de Cambiemos en 2018. Se trata de un ritmo de USD 2.690 millones por mes y de USD 129.000 millones en la proyección a los 4 años del período presidencial en curso.

En los primeros 31 meses de gobierno la deuda agregada de la Administración Central y Banco Central creció a un ritmo de USD 2.690 millones por mes

A fines de junio el Gobierno nacional pagó amortizaciones al Fondo Monetario Internacional por el equivalente a USD 2.638 millones correspondiente al préstamo stand-by de 2018, el cual se renovó con el acuerdo firmado el 25 de marzo de 2022 por Guzmán, se cancela con un desembolso equivalente luego de aprobada la primera revisión de las metas y objetivos comprometidos para el primer trimestre.

La revaluación del dólar, por las medidas de la FED para revertir la aceleración de la inflación que en junio alcanzó el pico de 9,1% anual, favoreció a la Argentina, porque por diferencias de cambio “licuó” la deuda externa en otras divisas, principalmente en euros y yuanes.

Pero parte de ese efecto se esfumó con el atraso cambiario respecto de la tasa de inflación, porque provocó que las emisiones de Bonos y Letras en moneda nacional con cláusula de ajuste CER resultaran superiores en el equivalente en dólares a 911 millones.

Expectativas para el corto plazo

La Oficina de Presupuesto del Congreso (OPC) estimó que “los vencimientos para julio -ya bajo la responsabilidad de la nueva ministra, Silvina Batakis- totalizan el equivalente a USD 7.403 millones, incluyendo la deuda en manos de organismos del sector público nacional. Entre los compromisos en moneda extranjera sobresalen las amortizaciones con el FMI por USD 1.966 millones, de los cuales USD 1.286 millones ya se hicieron efectivo el 8 del mes. Además, se destacan los pagos de intereses de diferentes bonos Globales y Bonares en divisas por USD 669 millones, los cuales ya se abonaron”.

La Oficina de Presupuesto del Congreso (OPC) estimó que “los vencimientos para julio -ya bajo la responsabilidad de la nueva ministra, Silvina Batakis- totalizan el equivalente a USD 7.403 millones»

Las dificultades para financiar las necesidades de caja en pesos es una alerta en el arranque de este tercer trimestre. Los vencimientos de capital de los títulos de la deuda del Tesoro del período julio-septiembre ascienden a casi $2 billones (2,7% del PBI). La mitad de estos se concentran en septiembre. Si sumamos una estimación de déficit fiscal del trimestre por $900.000 millones (1,2% del PBI) las necesidades de caja totales en pesos ascenderían a $2,8 billones (3,9% del PBI) en ese período”, destaca un informe de la consultora Quantum, del ex secretario de Finanzas Daniel Marx.

“Si se extendiesen las circunstancias y el Banco Central decidiese asistir al Tesoro en forma directa como en junio y, además, comprar títulos en el mercado secundario, para luego colocar otros pasivos a plazo remunerados, se produciría una fuerte expansión monetaria inicial y un aumento similar en los pasivos del BCRA, con potenciales efectos sobre la inflación, la tasa de interés y el tipo de cambio, entre otros.

El desafío que se enfrenta en este trimestre no es menor, particularmente si no se logran revertir las expectativas sobre el cumplimiento del pago de los vencimientos de la deuda en tiempo y forma (Quantum Finanzas)

“El desafío que se enfrenta en este trimestre no es menor, particularmente si no se logran revertir las expectativas sobre el cumplimiento del pago de los vencimientos de la deuda en tiempo y forma. En este contexto, la señal de esterilización de la potencial expansión de base puede no ser suficiente para contener las crecientes presiones sobre la inflación y el tipo de cambio, afectando las condiciones futuras dado el plazo de estos títulos y las tasas requeridas en el esfuerzo de esterilización monetaria”, concluye el estudio privado.

Según los números de la OPC “entre julio y diciembre 2022 se estiman vencimientos por el equivalente a USD 50.984 millones. La mayoría corresponde a títulos en moneda nacional, por el equivalente a USD 29.906 millones; y pagos de capital e intereses al FMI por USD 10.800 millones”. Cabe notar que estos últimos se honrarán con nuevos desembolsos ad hoc del organismo de crédito internacional, siempre que el Gobierno cumpla con los compromisos asumidos en marzo, o el Directorio del Fondo disponga un “waiver”, -perdón-.

 

Fuente: Infobae

Argentina

Las razones que explican la baja de la inflación en noviembre

Avatar

Publicado

en

Precios Justos y la no emisión para financiamiento del Tesoro, entre los puntos clave.

La tasa de inflación mostró una fuerte desaceleración en noviembre, mes en el que confluyeron una serie de medidas entre las que se destacan la implementación del programa Precios Justos y la suspensión de la emisión para financiar el déficit del Tesoro Nacional producto de una reducción del déficit fiscal.

Esa es la visión que surge del análisis que realizaron en el Ministerio de Economía, donde confían en que sosteniendo los estos lineamentos se cumplirá con la promesa de una reducción por debajo de 4% en abril de 2023.

Cerca del titular de la cartera, subrayan como relevante el ordenamiento fiscal, al reducir de 12,4% el déficit  fiscal que encontraron en agosto al 2,5% que confían se registrará al cierre de 2022, cumpliendo con la pauta comprometida con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Estos recortes permitieron cortar la emisión para financiar el rojo fiscal, una de las principales razones de la suba de precios. No obstante, esta política tiene como contrapartida la necesidad de aumentar la tasa de interés en las colocaciones de deuda en pesos para conseguir los fondos que cubran el desequilibrio. De hecho en la última licitación los rendimientos ofrecidos llegaron al 120%.

A su vez, en el Palacio de Hacienda remarcan la política de Banco Central de sostener una tasa de interés real positiva, que incentiva al público a mantener sus colocaciones en los bancos y así evitar más presiones sobre el tipo de cambio.

Entre los puntos que redujeron la inflación a 4,9% el mes pasado, también se remarcó la reconstrucción de relaciones y la recuperación del crédito ante organismos internacionales como el BID y el Banco Mundial, lo que derivó en la aprobación de préstamos que estaban trabados. A ello se sumó la renegociación de la deuda con el Club de París y el cumplimiento de las pautas con el FMI que concluyen en los desembolsos previstos en el programa de Facilidades Extendidas vigente.

Los funcionarios de Economía también consideraron esencial la implementación del nuevo régimen de importaciones, dado que ordenó las aprobaciones y evitó una sangría de dólares para la compra de productos o insumos que no son prioridad para el aparato productivo.

Acerca del programa Precios Justos, subrayaron que el diseño de un plan con sendero de precios para 49.000 productos y otros 2000 con precios fijos ordenó las expectativas y generó que el rubro alimentos tuviera un alza de 3,5%, el más bajo de todos los que releva la encuesta del INDEC.

Continuar Leyendo

Economía

Cuál es el salario promedio al que aspiran los argentinos

Un informe reveló cómo impacta el rango etario en las diferentes variables del mundo laboral, tanto en la actividad, en el “seniority” y en los sueldos pretendidos

Avatar

Publicado

en

Por

Cuál es el salario promedio al que aspiran los argentinos

Los argentinos que buscan empleo de forma online “piden salarios más altos en paralelo a una mayor edad”, según el informe “Index del Mercado Laboral”. Las personas de más de 50 años presentan un salario requerido promedio de $294.766 pesos por mes, mientras que las de entre 40 y 49 de $218.345.

“Ambos requerimientos están por encima del salario promedio de 158.616 pesos por mes registrado en agosto”, indicaron en el informe, realizado por Bumeran, la plataforma de empleo online que cuenta con más de 70.000 ofertas de trabajo y recibe más de 10 millones de visitantes diarios.

Durante agosto, el salario promedio pretendido entre todos los rangos etarios fue de $158.616 pesosDurante agosto, el salario promedio pretendido entre todos los rangos etarios fue de $158.616 pesos

Sumado a ello, desde la plataforma de empleo detectaron que hay una relación directa entre la edad de los postulantes y su antigüedad y experiencia. “A mayor edad de las personas hay una tendencia a postularse a puestos de mayor seniority”, dijeron en el documento que reveló que: el 65% de las personas de entre 18 y 24 años se postulan a puestos junior, el 33% a niveles senior y semi senior y el 2% a posiciones de jefe o supervisor. En la otra punta, el 59% de los mayores de 50 se postula a puestos senior o semi senior, el 19% a posiciones de jefe o supervisor, el 12% a niveles junior y el 10% a cargos de gerencia o dirección.

En tanto, el informe detectó que las personas de entre 25 y 29 años son las más activas en las búsquedas laborales, registran un 12% más de postulaciones por perfil que la media del mercado. El rango etario de entre 30 y 40 está en segundo lugar con un nivel de actividad un 8% mayor a la media del mercado.

Durante lo que va de 2022, el 32% de las postulaciones fueron realizadas por personas de entre 30 y 39 años, el 27% por postulantes entre 25 y 29 años, el 25% por el rango etario entre 18 y 24 años, el 12% por los trabajadores entre 40 y 49 años, y el 4% por mayores de 50 años.

Además de esto, detectaron que el salario promedio total de todos los rangos etarios aumentó un 6,8% durante agosto, alcanzando los $158.616 pesos.

“En lo que va del 2022, el sueldo pretendido acumula un incremento del 57,3% y en los últimos doce meses, del 79,6%. De acuerdo al seniority del puesto, el salario requerido del segmento senior y semi senior tiene una suba acumulada en 2022 del 59%, el de los puestos de jefe y supervisor un 57,3% y el del nivel junior un 50,7%”, detalló la plataforma de empleo online en su informe.

En el desagregado, el sueldo promedio de las posiciones de Jefe y Supervisor alcanzó los $247.023 pesos por mes, en las categorías senior y semi senior los $159.868 pesos por mes , y en los niveles junior los $105.883 pesos por mes.

En el segmento junior, los sectores con mayores aumentos del salario requerido durante agosto son Tecnología y Sistemas con un 9,8%; Recursos Humanos con un 9,7%; y Administración y finanzas con un 7,5%. El aumento promedio en el nivel junior fue de un 7,2%.

En los niveles senior y semi senior, las áreas con incrementos mayores en las remuneraciones pretendidas promedio durante agosto son Marketing y Comunicación con un 9,5%; Administración y finanzas con un 8,5%; y Producción, abastecimiento y logística y Otros con un 5,6%. El incremento promedio fue de un 6,2%.

Las subas acumuladas anuales (últimos 12 meses) más altas en las posiciones junior están en Marketing y comunicación con un 86,9%; Recursos Humanos con un 82,6% y Tecnología y sistemas con un 79,2%. En el rango senior y semi senior, están en Marketing y comunicación con un 89,0%; en Administración y finanzas con un 88,1% y en Comercial con un 84,7%.

¿En qué puestos y sectores están los mejores sueldos de agosto? Los salarios promedio más altos fueron los de Sistemas con $554.709 pesos por mes para las posiciones de jefe y supervisor; Medicina con $340.208 pesos por mes para los niveles senior y semi senior; y los puestos de Minería, Petroleo y Gas con $201.667 pesos por mes para el segmento junior.

En el otro extremo, las posiciones con sueldos promedio más bajos son Enfermería con $139.368 pesos por mes en los segmentos de jefe y supervisor, también Enfermería con $79.375 pesos por mes en los niveles senior y semi senior, y Producto con $67.500 pesos por mes en el sector junior.

Continuar Leyendo

Economía

Los argentinos siguen apostando a las criptomonedas pese a su volatilidad

En medio de la inflación y el desplome del peso, muchos argentinos encuentran en las criptodivisas una opción menos arriesgada, incluso a pesar de sus recientes dificultades

Avatar

Publicado

en

Por

Los argentinos siguen apostando a las criptomonedas pese a su volatilidad

La entrada de Romina Sejas en el mundo de las criptomonedas —en un país donde la popularidad de las monedas digitales se ha disparado a pesar de su volatilidad— comenzó con una pizza.

Hace unos años, ayudaba a preparar la masa de la pizza en casa de un amigo en las afueras de Mendoza, una ciudad mediana del oeste de Argentina. El amigo le sugirió fermentar la masa en su mina. “Me reconfundió”, dijo Sejas. “Yo pensaba en minar y me imaginaba hombres con cascos y picos”.

En lugar de eso, abrió una puerta que daba acceso a una sala en la que se apilaban estanterías con computadoras que zumbaban. Conocidos como mineros en la jerga tecnológica, las computadoras trabajan sin parar, verificando las transacciones de criptodivisas y recompensando a sus propietarios en moneda digital. Consumen tanta energía que la sala era un horno funcional.

“Si guardas un peso durante mucho tiempo, se derrite en cuanto a lo que puedes comprar con él” (Buscaglia)

El amigo de Sejas explicó que entrar en el mundo de las criptomonedas había aumentado su salario mensual en casi un 40 por ciento, al pasar de 800 dólares haciendo trabajos esporádicos a 1100 dólares.

Sejas pronto se convirtió en una creyente de las criptodivisas, y se unió a una ola de argentinos que recurren a las monedas digitales como una forma de ganar más, aumentar sus ahorros e incluso hacer negocios.

Aunque el mercado de las criptomonedas se ha desmoronado en los últimos meses, muchos argentinos las ven como un refugio seguro en un país en el que la creciente inflación y la crisis económica han golpeado la moneda nacional, el peso, y las cuentas bancarias de la gente.

Un logotipo de neón de la criptomoneda Bitcoin se ve en el café Crypstation, en el centro de Buenos Aires, Argentina. (Reuters)Un logotipo de neón de la criptomoneda Bitcoin se ve en el café Crypstation, en el centro de Buenos Aires, Argentina. (Reuters)

El dinero aquí es como un helado”, dijo Marcos Buscaglia, economista en Buenos Aires, la capital. “Si guardas un peso durante mucho tiempo, se derrite en cuanto a lo que puedes comprar con él”.

Debido a que tan pocos argentinos confían en el peso, prefieren ahorrar en otras monedas, incluso en dólares.

Alrededor de un tercio de los argentinos cree que los ahorros guardados en pesos en un banco local mantendrán su valor durante dos años, el porcentaje más bajo entre los encuestados de 15 países entrevistados en junio por Morning Consult, una firma de datos con sede en Washington.

“[Es fácil perder dinero ] si vos no estás todo el tiempo en esto y aggiornado con información” (Cappelletti)

Casi el 60 por ciento de los argentinos creía que el bitcóin, una de las criptomonedas más populares, mantendría el valor de sus ahorros durante ese mismo periodo, según la encuesta.

Con una inflación que se espera que alcance el 90 por ciento en diciembre, el valor del peso sigue en caída, lo que hace que suban los precios de los productos cotidianos, desde el papel higiénico hasta el atún, y que sea prácticamente imposible ahorrar.

Los actuales problemas de la cadena de suministro mundial y la guerra en Ucrania han contribuido a la subida de los precios, pero muchos economistas culpan de los males de Argentina a años de excesivo gasto público. Como el gobierno no recauda lo suficiente para compensar el déficit, el banco central imprime pesos, lo que hace que la inflación aumente aún más.

La inflación y los controles de cambio impulsan la adopción de criptomonedas ante un peso que pierde valor en forma constante.La inflación y los controles de cambio impulsan la adopción de criptomonedas ante un peso que pierde valor en forma constante.

Ahora, muchos argentinos están recurriendo a las criptomonedas como una forma de escapar del peso. Alrededor de un tercio de los argentinos dijo que compraba o vendía criptodivisas al menos una vez al mes, el doble que en Estados Unidos, según una encuesta independiente de Morning Consult.

Pero la criptomoneda, dada su inestabilidad, también conlleva riesgos.

Vicente Cappelletti, de 26 años, dijo que había perdido unos 1.000 dólares, alrededor del 10 por ciento de sus ahorros, cuando TerraUSD, una de las llamadas stablecoins —un tipo de criptomoneda que puede vincularse a monedas gubernamentales como el dólar— se desplomó en mayo.

“[Ahorrar en dólares] está grabado en nuestro ADN” (Convertini)

Cappelletti, ingeniero industrial, dijo que era fácil perder dinero “si vos no estás todo el tiempo en esto y aggiornado con información”. Vendió todos los ahorros que tenía en criptomonedas por pesos y los puso en un fondo de inversión tradicional.

Pablo Sabatella, quien dirige una organización en Buenos Aires que ofrece clases de criptomonedas, dijo que cientos de personas se habían puesto en contacto con él en los días posteriores a la implosión de Terra, desesperadas por recuperar su dinero.

“La mayoría no sabe lo que está haciendo”, dijo.

La debacle de TerraUSD, un dólar cripto, afectó también a ahorristas argentinos.La debacle de TerraUSD, un dólar cripto, afectó también a ahorristas argentinos.

El valor de bitcóin ha caído de 65.000 dólares en noviembre a alrededor de 24.000 dólares en la actualidad, casi el doble de la caída en el valor del peso. Pero muchos argentinos creen que, a diferencia del peso, las criptomonedas se recuperarán.

Para otros, sin embargo, las criptomonedas han traído beneficios financieros que vienen bien.

Sejas, quien trabajó como mesera y en telemercadeo, se gana la vida como consultora de criptodivisas e impartiendo talleres sobre monedas digitales. Dirige un mercado en línea con 7000 miembros que pueden utilizar criptomonedas para comprar casi cualquier cosa, desde botas de montaña hasta una casa.

“Ofrecimos un hack al cepo vendiendo criptodólares” (Fraiese)

Sejas creció en una familia de clase trabajadora sin acceso a internet. Sus padres no terminaron la enseñanza media ni tenían cuentas bancarias. “Nosotros medíamos hasta el papel higiénico que teníamos porque teníamos muy poco entonces”, dice.

El dinero que ha ganado con las criptomonedas ha transformado su vida. “Estoy estudiando derecho en una universidad privada”, dijo. “He hecho todos los chequeos médicos que nunca hice de chica”.

En todo el mundo, los habitantes de países emergentes y de bajos ingresos se han convertido en los mayores usuarios de criptomonedas, según diversos informes, superando a Estados Unidos y Europa.

Casi el 60 por ciento de los argentinos creía que el bitcóin, una de las criptomonedas más populares, mantendría el valor de sus ahorros durante ese mismo periodo, según una encuesta. (Getty Images)Casi el 60 por ciento de los argentinos creía que el bitcóin, una de las criptomonedas más populares, mantendría el valor de sus ahorros durante ese mismo periodo, según una encuesta. (Getty Images)

Las monedas digitales son apreciadas en países donde el dinero local es volátil y donde los gobiernos han dificultado la compra de divisas por parte de los ciudadanos.

Dos países pobres, El Salvador y la República Centroafricana, han ido aún más lejos: adoptaron el bitcóin como otra moneda nacional oficial, aunque la apuesta no ha dado resultados en El Salvador, y es demasiado pronto para saber si lo hará en la República Centroafricana.

Argentina ofrece algunas pistas sobre el atractivo de las criptodivisas.

“Prefiero correr el riesgo de cripto antes que el riesgo del Estado argentino” (Convertini)

Desde hace mucho, los argentinos han recurrido al dólar como refugio seguro. Ahorrar en dólares “está grabado en nuestro ADN”, dijo Daniel Convertini, de 34 años, quien trabaja en comunicaciones para una empresa de transporte. “Lo aprendí de mi papá y de mi abuelo, no porque lo haya leído en un diario financiero”.

Se cree que los argentinos tienen más dólares en efectivo o en instituciones financieras extranjeras que casi cualquier otra población, aparte de los estadounidenses, dijo Gian Maria Milesi-Ferretti, economista de la Brookings Institution.

Pero hace tres años, el gobierno argentino dificultó la compra de la moneda estadounidense. Los argentinos solo pueden comprar legalmente 200 dólares al mes y tienen que pagar fuertes impuestos por cada transacción.

La inflación marcó 7,4% en julio y camina en dirección al 90% anual en diciembre. (Reuters)La inflación marcó 7,4% en julio y camina en dirección al 90% anual en diciembre. (Reuters)

En su lugar, mucha gente ha recurrido al mercado negro de dólares, y las calles del centro de Buenos Aires están llenas de cambistas que susurran sus tasas de conversión a los transeúntes.

Pero las monedas digitales ofrecen la ventaja de no tener que cargar con grandes reservas de billetes.

“Ofrecimos un hack al cepo vendiendo criptodólares”, dijo Julián Fraiese, uno de los fundadores de Buenbit, una casa de cambios argentina de criptomonedas que se centra en stablecoins vinculadas al dólar. La compañía dijo que había agregado 200.000 usuarios en los siete meses después de que los controles del gobierno sobre los dólares se endurecieron en 2019.

“Capaz, estando en otro país, no hubiese tenido la necesidad de investigar por qué hacer esto” (Loyo)

Ismael Loyo, un taxista de 34 años que se mudó de Venezuela a Argentina en 2018, se pasó a la criptodivisa después de ver que el peso se devaluaba con rapidez, una repetición de lo que había vivido en su país. En cuanto cobra, se conecta a una casa de cambios en línea y compra criptomonedas.

Consciente de los vaivenes del mercado de divisas digitales, explica que sale de una moneda “que solo devalúa” y entra en una divisa que, aunque sea volátil, “permite mantener el valor en el tiempo y aumentarlo”.

Para personas como Loyo, quien ha vivido en dos países azotados por la alta inflación, el bitcóin parece menos una apuesta especulativa que una necesidad. “Capaz, estando en otro país, no hubiese tenido la necesidad de investigar por qué hacer esto”, dijo.

Aun así, la caída del valor de las criptomonedas ha causado estragos, y las preocupaciones sobre sus riesgos provocaron un mayor escrutinio regulatorio.

Flourish logoA Flourish chart

Buenbit despidió recientemente a casi la mitad de sus empleados, y días después de que dos bancos argentinos empezaran a dar a sus clientes la opción de comprar y vender criptomonedas, el Banco Central del país prohibió tales servicios.

Pero como muchos argentinos tienen tan poca fe en la gestión de la economía por parte de su gobierno, las criptomonedas, a pesar de sus turbulencias, siguen teniendo una gran demanda.

Más trabajadores en Argentina que en cualquier otro país, incluyendo muchos trabajadores independientes en labores como el desarrollo de software y la traducción, eligen recibir parte de su pago en criptomonedas, según Deel, una compañía de nóminas empleada por 100.000 trabajadores independientes en 150 naciones.

“La tecnología es el lenguaje del mundo que viene”, dijo Fabián Báez, un sacerdote que ayuda a organizar clases de tecnología en un barrio popular de Buenos Aires, en las que se enseña, entre otras cosas, el modo de abrir una billetera digital para comenzar a recolectar criptomonedas.

En Buenos Aires, los carteles de los autobuses públicos atraen a la gente con promesas de altos rendimientos en stablecoins. Dentro de una concurrida estación de metro, un anuncio promociona: “Ganale a la inflación. Comprá bitcoin”.

“Prefiero correr el riesgo de cripto”, dijo Convertini, empleado de la empresa de transporte, “antes que el riesgo del Estado argentino”.

Continuar Leyendo
Anuncio

Facebook

Tendencias