CONECTATE CON NOSOTROS
Avatar

Publicado

en

Un hombre alto, robusto, de traje oscuro y una sonrisa que ilumina el gris del día, saluda con los brazos en alto como si quisiera abrazarse con todos. A su lado otro hombre, bastante más bajo que él, lleva al cielo un paraguas negro y replica aquella misma sonrisa. Lo demás: una pista mojada, algunos autos, algo de la nutrida comitiva. La foto no necesita epígrafe. Forma parte, de algún modo, de la memoria colectiva: Juan Domingo Perón, el presidente que marcó un antes y un después en la Argentina, estaba de vuelta.

Cuando a las 11 de la mañana del 17 de noviembre de 1972 el Boeing 707 de Alitalia aterrizó en el Aeropuerto de Ezeiza asediado por una lluvia terca, comenzaban a desandarse 17 años de exilio y proscripción para Juan Domingo Perón y el movimiento peronista.

Atrás quedaba el golpe de Estado de septiembre de 1955, la partida de Perón en barco al Paraguay, los fusilamientos de José León Suárez, la cárcel y la prohibición de dirigentes obreros y militantes. También la alternancia entre gobiernos civiles y militares con una mayoría impedida.

“Después del golpe de (Juan Carlos) Onganía en junio de 1966 la resistencia del pueblo argentino fue muy fuerte”, dijo el historiador Norberto Galasso a Télam.

A partir de entonces, los tiempos se aceleraron: “En los 70 se produce la muerte de (Pedro) Aramburu y el crecimiento de la guerrilla. Una situación muy difícil que hace que (Agustín) Lanusse, que era el hombre fuerte del gobierno, jugara la carta de (Roberto ) Levingston como reemplazante de Onganía. Pero Levingston no quiso ser una figura decorativa y finalmente Lanusse termina por desplazarlo y asume el poder en 1971”.

“El retorno de Perón cierra un ciclo dominado por la proscripción absoluta, el no poder ni siquiera nombrarlo, ni cantar la marcha peronista, todo eso empieza a terminar el 17 de noviembre de 1972”, destacó a Télam el historiador Felipe Pigna, quien recordó que “Lanusse permitió el retorno de Perón, a pesar de todas las cláusulas proscriptivas que intentó, porque no tenía más remedio, era eso o una convulsión social de consecuencias imprevisibles”.

“Lanusse llegó a la conclusión -explica Galasso- de que hay que buscar una negociación con Perón, que ya no se podía sostener la proscripción. Intentó que Perón aceptara volver pero sin ser candidato, ya que él pretendía ser el candidato institucional, y como gesto de buena voluntad le devolvió los restos de Evita y convocó a elecciones para 1973, siempre apostando a que no fuera candidato”.

Perón sabía que si lograba regresar podía ser presidente y que Lanusse no tendría chances. “Perón pateó el tablero y Lanusse mantuvo la fecha de las elecciones, pero estableció que quien no residía en el país antes del 25 de agosto de 1972 no pudiera presentarse. Lanusse relegó sus aspiraciones pero le cerró el paso al General si no regresaba antes de esa fecha. Perón entonces dice que va a volver, pero cuando él quiera”, aseguró Galasso.

“En ese contexto -agregó Pigna- ocurre algo estratégicamente interesante, que es que Perón no va a ser candidato. Quería que la transición, que iba a ser muy dura, muy difícil, estuviera a cargo de una persona de su absoluta confianza, y decide que el candidato sea Héctor Cámpora”.

Para el autor de “Evita”, la decisión de Perón de no ser candidato, ya que el llegó después del 25 de agosto, se produce “en un clima de gran intranquilidad e incertidumbre”. “Recordemos que en medio de todo eso, el 22 de agosto, se produce la Masacre de Trelew, el fusilamiento en la Base Almirante Zar de 16 guerrilleros que estaban presos en Rawson”, ejemplificó.

El avión

 

A las 11 de la maana del 17 de noviembre de 1972 se abri la puerta del avin de Alitalia que traa a Pern

A las 11 de la mañana del 17 de noviembre de 1972, se abrió la puerta del avión de Alitalia que traía a Perón.

El consenso que despertaba la figura de Perón en la Argentina de comienzos de los años 70 tuvo su expresión en la comitiva que lo acompañó de regreso al país. En el vuelo chárter que partió con el líder peronista desde Roma viajaron 153 personas, entre artistas, deportistas, científicos, sacerdotes, músicos y dirigentes sociales, sindicales y políticos, alguno de ellos de tendencias contrapuestas e incluso enfrentadas.

Acompañar a Perón no era sólo un acto de lealtad sino también de pronunciamiento a favor de una democracia sin proscripciones y con justicia social. Y también una suerte de escudo humano en torno al hombre que en aquel momento la expresaba.

Formaron parte de la delegación el sacerdote Carlos Mujica, el historiador José María Rosa, el cantante Hugo del Carril, los sindicalistas José Ignacio Rucci y Lorenzo Miguel, el futbolista José Sanfilippo, la escritora Marta Lynch, la actriz Chunchuna Villafañe, el cineasta Leonardo Favio, el médico Raúl Matera y la cantante Marilina Ross, entre muchos otros.

“La gente fue igual, a pesar del riesgo de vida que suponía tener a los militares enfrente armados hasta los dientes”Felipe Pigna

.

“La gente que acompañó a Perón en el chárter que lo trajo a Buenos Aires era muy variada, del arte, de la cultura, de la ciencia. Buscaban, de alguna manera, protegerlo ante los rumores, para nada infundados, de que pudiera sufrir un atentado. Esto era mucho más difícil que lo hicieran con toda esa gente que lo acompañaba”, recreó Pigna.

Para el historiador, la delegación “daba cuenta también de un testimonio de compromiso político y de no perder la oportunidad histórica de acompañar a Perón en su regreso al país después de tantos años de exilio y proscripción. Fue un hecho cultural, político e histórico sumamente importante”.

La calle

 

Una jornada lluviosa y el legendario paragas de Jos Ignacio Rucci

Una jornada lluviosa y el legendario paragüas de José Ignacio Rucci.

Perón también fue acompañado en las calles. A pesar de la lluvia que por momentos era intensa y del despliegue del Ejército, una multitud se movilizó para recibir al ex presidente. Hubo quienes incluso intentaron llegar al Aeropuerto de Ezeiza, en una jornada cuya fecha marcaría desde entonces el Día de la Militancia.

“La militancia se organizó desde el 16 a la noche. Yo participé junto a otros compañeros y recuerdo que íbamos por la ruta y nos encontramos con que el Ejército no permitía llegar al Aeropuerto. Pero la militancia se las ingenió para llegar, incluso cruzando a nado el río Matanza”, recordó Galasso.

Para Pigna “lo que se vivía era un clima de mucha incertidumbre. El centro de la escena estaba en la Autopista Richieri, en el camino a Ezeiza. Era un día lluvioso, complicado, donde las Fuerzas Armadas habían hecho un dispositivo de cierre del Aeropuerto, por lo que desde muchos kilómetros antes no se podía acceder”.

“Además, había que atravesar el río Matanza, por ejemplo, con un día lluvioso, con mucho viento, y la gente fue igual, a pesar del riesgo de vida que suponía tener enfrente a los militares armados hasta los dientes”, agrega. Y concluye: “Por eso se lo recuerda como un acto de entrega, de obstinación, de compromiso absoluto, algo que se expresó claramente aquel día”.

La casa

Desde Ezeiza, Perón se trasladó a una casa que había comprado el Partido Justicialista en Gaspar Campos 1065, en Vicente López, muy cerca de la quinta presidencial. “Se empieza a aglomerar gente alrededor de la casa y a cantar: ‘la Casa de Gobierno cambió de dirección / está en Vicente López por orden de Perón’. Entonces Perón sale varias veces a saludar a la multitud”, evocó Galasso, autor en 2005 de los dos tomos de “Perón”.

“Recuerdo que Perón hacía señas hacia determinados lugares y uno creía que lo reconocía, que lo saludaba, que se acordaba de cada uno de nosotros”, contó el historiador a Télam.

Perón estuvo en Gaspar Campos 27 días, ya que después iniciaría un periplo por Paraguay y Perú, antes de regresar de nuevo a Europa. Durante aquel período sentó las bases de lo que ocurría en los meses subsiguientes.

“Perón hacía señas hacia determinados lugares y uno creía que lo reconocía, que lo saludaba, que se acordaba de cada uno de nosotros”Norberto Galasso

.
Entre los hechos más destacados se encuentran la definición de la fórmula Cámpora-Solano Lima para los comicios generales que se realizarían el 11 de marzo de 1973. “Cámpora era un hombre moderado -recordó Galasso-, que como legislador no había brillado pero que era de confianza de Perón. En un comienzo a la Juventud Peronista la fórmula no la seduce pero después Cámpora se la va ganando, acercándose al pueblo en los barrios, yendo a jugar al billar al café, etc”.

Para Pigna otro de los hechos salientes de aquellas jornada fue el encuentro “del General con la juventud”, “un sector absolutamente novedoso en la militancia partidaria”. “Un sector nuevo que copó Vicente López, y particularmente la calle Gaspar Campos, dándole un folclore muy particular, con cantos y consignas”.

Además, el historiador recordó que el líder peronista se reunió “con dirigentes políticos de todos los signos, fundamentalmente con Ricardo Balbín, encuentro que tenía un objetivo muy preciso para Perón, que era que el radicalismo se comprometiera a no tolerar la proscripción del peronismo y que si este no participaba en las elecciones la UCR tampoco lo hiciera”.

“Fue un encuentro entre dos personas que tenían bastante para reprocharse, ya que Balbín había estado preso durante el peronismo un largo tiempo y Perón había sufrido un golpe de Estado en el que Balbín y el radicalismo habían tenido muchísimo que ver. Sin embargo, fue un diálogo cordial, de encontrar puntos de coincidencia, para sacar al país del atolladero en el que estaba”, agregó.

La ida y la vuelta

 

El clsico saludo del General en el balcn

El clásico saludo del General en el balcón.

Entre la ida de Perón en diciembre de 1972 y su regreso definitivo en junio de 1973 los hechos fueron vertiginosos. El 11 de marzo la fórmula Cámpora-Solano Lima ganó las elecciones con el 49,5% de los votos; el 20 de junio se produjo la llamada “Masacre de Ezeiza”, cuando sectores de la derecha peronista atacaron a militantes identificados con la Juventud Peronista que participan del retorno definitivo de Perón al país.

Además, el 13 de julio Cámpora presentó su renuncia para permitir nuevas elecciones; y el 23 de septiembre la fórmula Perón-Perón obtuvo el 61,85 % de los sufragios, dando lugar a la tercera presidencia de Perón, que se interrumpirá con su muerte el 1 de julio de 1974.

Pero la historia se escribe por partes. Y tiene sus hitos. “En aquel contexto de ascenso del movimiento juvenil Cámpora tenía una excelente imagen en la juventud, que lo llamaba El Tío, por ser algo así como el ‘hermano’ de Perón. Se sabía que era algo transitorio, que iba a gobernar en nombre de él. Cámpora al gobierno, Perón al poder”, resumió Pigna.

Y agregó: “Se votó en un clima muy convulsionado, con un movimiento peronista fuertemente dividido entre la izquierda y la derecha, que va a tener su expresión muy clara en los hechos de Ezeiza, donde se ven con toda nitidez las diferencias irreconciliables entre ambos sectores”.

“Alrededor de Cámpora se gestó un gabinete interesante -subrayó Galasso-, que respondía en gran medida a la ebullición que había en el movimiento peronista. Incluso un sector de derecha intentó imponer la candidatura de (Manuel de) Anchorena a gobernador bonaerense y el mismo Perón pide que lo desplacen y finalmente el candidato es (Oscar) Bidegain, vinculado a la JP. También aparecieron en el gabinete Jorge Taiana y Esteban Righi, este último como Ministro del Interior”.

“Hubo grandes tensiones internas en lo que es un gran movimiento popular compuesto por distintas alas. En el campo sindical, un enfrentamiento muy fuerte entre la burocracia sindical y Montoneros. Los acontecimientos se apresuraron por la presión de (Victorio) Calabró y de algunos sectores del Ejército, y también del radicalismo y de la Iglesia, que temían que el peronismo se conviertiera en guevarismo. Entonces presionaron para que Cámpora renunciara y se hicieran nuevas elecciones”, detalló Galasso.

 

La historia

El 17 de noviembre de 1972 clausuró una etapa dominada por la proscripción y persecución del peronismo, abrió el camino para el retorno de una democracia más amplia y plural y marcó un hito en la historia de Juan Domingo Perón, un hombre que, aún para quienes disintieron con él, resultó el gran protagonista de la Argentina del siglo XX.

Aquel día, aunque a la distancia pueda resultar frágil en sus derivaciones, todavía proyecta enseñanzas sobre actores y procesos que si bien son diferentes, irremediablemente forman parte de una historia común que de algún modo los interpela.

“Es fundamental para el peronismo la movilización popular, la ocupación de las calles, la movilización de los trabajadores y de los jóvenes militantes para pensar en un movimiento más transformador, más audaz”, aseguró Galasso a la hora de pensar las derivaciones del retorno de Perón en la actualidad.

En tanto que para Pigna, “lo que debería proyectar hoy el retorno de Perón es ese acuerdo entre personas que pensaban distinto, como Perón y Balbín, que parece tan lejano”.

“Que personas que puedan tener posiciones políticas distintas -subraya- puedan tener algún tipo de acuerdo; deponer rencores y diferentes situaciones y poner por delante el futuro del país y planificar una salida a un país que está tan acostumbrado a las crisis, porque no se sale de las crisis sin un mínimo de acuerdo”.

Y solo así, tal vez, la historia, con sus grandes sucesos y protagonistas, con sus héroes anónimos e ignorados, con sus nombres y sus prohombres, no haya transcurrido en vano.

Argentina

El kirchnerismo impulsa un refuerzo de ingresos contra la indigencia y se distancia del salario universal

La prestación sería equivalente a la canasta básica alimentaria -hoy en $15.057-, se actualizará cada 3 meses y estima un costo fiscal de 0,44% para 2023 y un 0,09% para este año.

Avatar

Publicado

en

Por

El kirchnerismo impulsa un refuerzo de ingresos contra la indigencia y se distancia del salario universal

La senadora nacional de Unidad Ciudadana Juliana Di Tullio presentó un proyecto que busca reforzar los ingresos para ir contra la indigencia, una alternativa al salario básico universal que impulsan otros sectores del Frente de Todos.

Según la iniciativa ingresada este lunes en el Senado, la prestación sería equivalente a la canasta básica alimentaria -hoy en $15.057-, se actualizará cada 3 meses, será de carácter temporal y estima un costo fiscal de 0,44% para 2023 y un 0,09% para este año.

El objetivo es «garantizar el acceso a una adecuada alimentación de las personas que se encuentren en situación de extrema vulnerabilidad».

«Se prevé que alcance a 1 millón 700 mil adultos que estarían en condiciones de acceder al refuerzo. Este universo comprende al grupo de personas adultas que, además de no tener trabajo registrado, no perciben ninguna prestación, jubilación, ni plan social y no cuentan con ningún bien», resalta el proyecto de la senadora cercana a la vicepresidenta Cristina Kirchner.

Di Tullio estipuló en su propuesta que «podrán inscribirse las mujeres de entre 25 y 59 años y varones de entre 25 y 64″.

«Así se busca cubrir a la franja etaria que no está alcanzada por otros programas sociales entendiendo que las personas que quedan por fuera de ese rango pueden acceder a AUH y Progresar o ya han cumplido la edad jubilatoria y por lo tanto se presume que tienen cubierta la canasta básica alimentaria», afirma la iniciativa.

Además, se establece que el beneficio será de carácter temporal y se otorgará por un año con la posibilidad de renovación en cuanto se pueda verificar que las condiciones de vida de la persona siguen siendo las mismas.

Esta propuesta se conoce en momentos en que otros sectores del Frente de Todos impulsan el salario básico universal, algo que implicaría un reparto mayor de recursos y que el Gobierno ya anticipó que no se contempla por el momento.

Continuar Leyendo

Argentina

Cuánta energía consumen los electrodomésticos del hogar y cuál es el nuevo límite para evitar perder los subsidios

El ministro de Economía informó un nuevo esquema de segmentación tarifaria

Avatar

Publicado

en

Por

Cuánta energía consumen los electrodomésticos del hogar y cuál es el nuevo límite para evitar perder los subsidios

Entre los anuncios que realizó el nuevo ministro de Economía Sergio Massa, se informó un nuevo esquema de subsidios para la energía eléctrica y el gas natural con un tope de consumo: si se supera ese límite, las familias pagarán la tarifa plena, sin aporte del Estado. En el caso de la energía eléctrica, el tope será de 400 kWh, aunque no se precisó si será mensual o bimestral. Para el gas, no se estableció aun el límite de consumo para la tarifa subsidiada.

“Encaramos una segmentación que hoy nos muestra que casi 4 millones de hogares argentinos no solicitaron usar los subsidios. Entre los más de 9 millones de hogares que sí pidieron mantener el subsidio, vamos a promover el ahorro de consumo. Por economía de las cuentas públicas, por progresividad del sistema y por eficiencia en el uso de los recursos. No podemos seguir con un esquema en el que quien más gasta más subsidio se lleva”, dijo Massa.

En luz, se subsidiará hasta 400 kWh, alcanzando el 80% de los usuarios, pero solo el 50% del consumo residencial. En el caso del gas, la quita de subsidio seguirá la misma lógica

En luz, se subsidiarán hasta 400 kWh, alcanzando el 80% de los usuarios, pero solo el 50% del consumo residencial. En el caso del gas, la quita de subsidio seguirá la misma lógica, pero por regiones, partiendo de las diferencias climáticas y costo de distribución, así como también la estacionalidad. En agua la aplicación se inicia en el mes de septiembre”, detalló en su discurso. Aclaró que la tarifa social seguirá rigiendo.

La factura de energía eléctrica que reciben los usuarios del AMBA cuenta con el detalle del consumo bimestral, sin embargo las empresas distribuidoras realizan la facturación en forma mensual. Es decir, ese consumo bimestral se paga en dos cuotas mensuales. Consultados sobre si para el tope se tomará el consumo mensual o bimestral, fuentes oficiales no dieron aun precisiones.

En luz, se subsidiará hasta 400 kWh de consumo, el resto tendrá tarifa plena

Fuentes del sector energético consultadas por Infobae aseguraron que no tienen aun conocimiento de cómo se instrumentará el tope. Pero destacaron que el consumo promedio bimestral de los usuarios es de entre 300 kWh y 400 kWh. En el caso de una familia tipo, ese consumo no baja de los 650 kWh por bimestre, detallaron.

“El ministro dijo también que el tope dejaría afuera de la pérdida de los subsidios al 80% de los usuarios residenciales. Ese dato es más o menos coincidente con 400 kWh mensuales. Aproximadamente el 80% de los usuarios consume menos de 400 kWh mensuales y el consumo medio residencial ronda los 250 kWh mensuales. Sin embargo, en las provincias donde no hay gas natural, ese número sube un poco”, advirtieron.

Especialistas en consumo señalaron que el tope de 400 kWh debería ser mensual. “Hasta que no sepamos la letra chica no podemos suponer. Sin embargo con la historia que las asociaciones de consumidores tenemos sobre este tema esto preanuncia épocas de tormenta. Porque con 400 kWh sea mensual o bimestral va a haber lugares con baja calefacción, lugares con problemas energéticos. Seguir atacando a los consumidores y no el problema de base con una generación de energía donde el precio libre no tiene tope y no es controlado”, dijo Osvaldo Bassano, de Aducc (Asociacion de Defensa de Usuarios y Consumidores).

Un ejemplo sobre un hogar que alcanza el tope de 400 kWh

En la página del ENRE (Ente Nacional Regulador de la Electricidad) y en las páginas de las empresas distribuidoras, como Edenor y Edesur en la zona del AMBA, se pueden encontrar calculadoras que permiten a los usuarios conocer cuál es el consumo promedio de cada electrodoméstico y artefacto eléctrico y además permiten calcular el promedio mensual según la cantidad de horas que se usan por día.

Desde las asociaciones de consumidores recordaron que todavía no hay cuadro tarifario aprobado. “Los usuarios se anotan sin saber cuánto pagarían y ahora le suman el tope de los 400 kWh que no estaba en ningún anuncio o norma vigente”, señaló Fernando Blanco Muiño, abogado y ex director Nacional de Defensa del Consumidor.

Continuar Leyendo

Argentina

El campo espera con Massa «encuentros productivos y no reuniones para la foto»

Los ruralistas esperan un encuentro con el «superministro» en el que se toquen «temas como la apertura del mercado de exportación de carne y la eliminación de fideicomisos y volúmenes de equilibrio en el mercado de granos».

Avatar

Publicado

en

Por

El campo espera con Massa «encuentros productivos y no reuniones para la foto»

Dirigentes del campo destacaron este miércoles la asunción de Sergio Massa como ministro de Economía, pidieron «el fin de las internas«, pero a la vez advirtieron que no quieren «reuniones para una foto», sino que haya «encuentros productivos».

El presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Nicolás Pino, indicó que evaluará «con los dirigentes de las otras entidades que determinación se tomará a la convocatoria del ministro».

«Lo que si anticipamos es que no queremos reuniones para una foto, sino encuentros productivos que se toquen temas como la apertura del mercado de exportación de carne y la eliminación de fideicomisos y volúmenes de equilibrio en el mercado de granos», remarcó Pino en un comunicado difundido a la prensa.a

El dirigente de la SRA explicó que «para tener resultados efectivos de estos anuncios económicos, el Ejecutivo debe entender que el sector es parte de la solución a los problemas del país» y agregó que pueden «producir más si las reglas son claras y justas».

«Por otro lado, esperamos que la nueva conducción de Agricultura esté a la altura de las circunstancias en las que nos encontramos», sostuvo Pino.

La visión de Achetoni tras el arribo de Massa al Gabinete

En tanto, el presidente de Federación Agraria Argentina (FAA), Carlos Achetoni, indicó que «la Argentina viene pasando situaciones muy críticas, por las inestabilidades que generó el mismo oficialismo», y precisó que esperan «que el nuevo rol del flamante ministro pueda dar previsibilidad hacia el interior y el exterior del país».

«Que se pueda reencauzar la economía, para que los más débiles no sigamos siendo afectados, y que no siga creciendo la pobreza. Ojalá que esto sea el fin de las internas del frente que gobierna, y se puedan poner a gestionar y trabajar para todos los argentinos», señaló Achetoni.

Asimismo, agregó: «Le deseo éxitos en su gestión, porque todos necesitamos que Argentina salga adelante. Desde lo sectorial, esperamos que con su equipo pueda generar expectativas que permitan estimular a los pequeños productores de las economías regionales, con medidas como la desafectación impositiva y el retiro de retenciones desde las primeras toneladas de producción».

Continuar Leyendo

Tendencias